Catalunya · estado español · política

Yugoslavia somos nosotros ahora

Un campo de refugiados en Croacia, una niña le pregunta a un voluntario catalán: “Y tu país cuántas repúblicas tiene?” El catalán por no complicarse mucho la vida le responde: “diecisiete”. La niña se lleva las manos a la cabeza y dice: “buff, la que os espera”. Es una anécdota real que escuché al voluntario, cuyo nombre no recuerdo, hace ya casi treinta años.

No se trata por supuesto del número de repúblicas o comunidades autónomas, Suiza tiene muchas más y es muy estable, de lo que se trata es de complejidad etnonacional mal canalizada en términos de democracia, respeto y equilibrio entre las diversas naciones y pueblos. Yugoslavia desde que Milosevic anuló la autonomía de Kosova y Vojvodina se convirtió en dictadura nacionalista serbia otra vez (lo había sido también antes de la II GM y la revolución titoísta) y por lo tanto la guerra se convirtió en inevitable, muy a pesar de los Rugova pacifistas que la retrasaron precisamente en Kosova durante ocho años a pesar de la brutal represión fascista. Fue la represión fascista la que la hizo inevitable.

Y sí, es cierto que en Yugoslavia había armas en cada casa y eso precipitó el conflicto, pero las armas se consiguen… ese no es el verdadero quid de la cuestión, el verdadero quid de la cuestión es la democracia o ausencia de ella, el respeto por la soberanía de los pueblos o la falta de tal respeto. Ya he mencionado el equilibrio multiétnico suizo, puedo mencionar también el inestable pero respetuoso equilibrio belga o incluso la recientemente adquirida calidad democrática británica que reconoce el derecho de autodeterminación de las naciones del Reino Unido. Debo mencionar también el fascinante experimento de Confederalismo Democrático en el Norte de Siria (Rojava-plus) que es como Suiza pero en revolucionario y ecosocialista (y en contraste el estado fascista turco, que es como España pero en francés, es decir: más centralista totalitario si cabe).

Una situación como la actual en la que la España nuclear (Gran Castilla) niega el derecho democrático a decidir a los demás pueblos-nación lleva, me temo, inevitablemente a la guerra. Si algo puede impedirla es que ni España tiene ejército (la tropa española es apenas 2/5 de las fuerzas de policía, que ya están siendo sobrepasadas), ni Catalunya tampoco. Pero más que impedirlo mucho me temo que sólo lo retrase un poco.

El estado español está en la quiebra moral más absoluta pero la gran mayoría de los españoles nucleares o gran-castellanos no parecen darse cuenta, se creen que todo se resuelve con absurdas “condenas ejemplares” y acumulando antidisturbios a pelotazo limpio. No se dan cuenta que cada preso de conciencia, cada mutiliación policial sólo genera más ira, ira que cuando estalle de verdad les va a sobrepasar totalmente. Qué van a hacer entonces? Bombardear Barcelona?!

Yugoslavia somos nosotros ahora ya, la cerrazón en España es tal que no parece que esto pueda evolucionar de otra manera. Los detalles no me atrevo a predecir pero cuando incluso la otrora “gran esperanza española”, Pablo Iglesias, proclama su adhesión a la dictadura neofranquista, mucho me temo que no hay alternativa, la paz no existe sin democracia.

ardebarna
Barcelona, hoy
Europa · guerra de clases

El barrio rebelde y solidario de Exarchia (Atenas) bajo ocupación policial

Masiva ofensiva del gobierno griego contra los espacios sociales liberados, en particular aquellos con enfoque en los inmigrantes/refugiados.

En total, hay 23 okupas en Exarcheia más otras 26 en el vecindario, lo que hace un total de 49 concentradas en un área bastante pequeña, a las que se deben agregar otros tipos de lugares autogestionados, algunos de los cuales se alquilan (Espacio social gratuito de Nosotros, tienda gratuita de Skoros, etc.), así como docenas de viviendas privadas que reúnen grupos de activistas, a menudo cerca de terrazas para permitir el acceso a las calles.

De las okupas ubicadas precisamente dentro de Exarchia, 12 son refugios para solicitantes de asilo y migrantes y los otros 11 son de colectivos políticos anarquistas y antiautoritarios (aunque la mayoría de las okupas de migrantes también son obviamente muy políticas, comenzando con la Notara 26 y Spirou Trikoupi 17 con asambleas directas y muchos vínculos con el resto del movimiento social). En las de Spirou 17 y Transito (que los cafres del poder ahora se están cargando), más de 15 niños fueron arrancados de una existencia pacífica y feliz para ser enviados de repente a los campamentos.

Artículo completo en Borroka garaia da!: El barrio rebelde y solidario de Exarchia (Atenas) bajo ocupación policial

capitalismo · ecología

Las 100 personas que están destruyendo la Tierra

Mapa original y más información (inglés): Names and Locations of the Top 100 People Killing the Planet

Mapa de las 100 personas más directamente responsables del 70% de las emisiones de dióxido de carbono que está destruyendo la Tierra y a la Humanidad misma.

Y adivinad quién es el gran culpable en el caso del estado español? No, no es ninguno de esos grandes empresarios que tenéis en mente, es alguien muchísmo más discreto pero sin embargo conocido, y es un vasco…

Es Josu Jon!

Es Josu Jon Imaz, el hombre que dirigió el PNV del pseudo-separatismo “progre” de Ibarretxe a la sumisión más absoluta a España y al Imperio OTAN, el hombre que la defenestrada revista Ardi Beltza describió como el hombre de la “Mafia Judía” (Sionista) en Euskadi.

Por supuesto, poco después la Inquisición Española arrasó con Ardi Beltza y su matriz Egin y Orain. Y después también con Egunkaria, por si acaso. No lo hicieron “contra ETA”, no, lo hicieron porque eran medios de comunicación muy serios, de muchísimo nivel, incorruptibles y que hacían periodismo de investigación que ponía en riesgo la trama del 5% del PNV, entre otros muchos chanchullos.

names-and-locations

Uncategorized

El inicio de la desigualdad

La prehistoria nos ayuda a encontrar respuestas a cuestiones fundamentales como ésta: como surgieron el patriarcado y la sociedad de clases? Porque sin entender las causas, es difícil encontrar remedio a nuestros males.

Aunque ambos sistemas de explotación y desigualdad se consolidaron sobre todo más adelante, ya en la Edad de los Metales, cuando el militarismo grupal se volvió aristocracia proto-feudal, al tiempo que la civilización misma agudizaba la división de tareas y en consecuencia la desigualdad de clase y sexo, un nuevo estudio apunta a que esta militarización del sexo masculino (y en consecuencia desempoderamiento incipiente del femenino) ya ocurría en el Neolítico de Andalucía.

Los autores apuntan a cuatro grandes líneas en las que se puede investigar la desigualdad de hombres y mujeres a lo largo de los sucesivos periodos históricos: su acceso a los ritos funerarios, las condiciones materiales de su existencia, la aparición de roles sociales específicos para cada uno de los géneros y la creciente asociación del hombre con la violencia.

Es precisamente este último aspecto el que más evidente resulta en su estudio. Las heridas de flecha en cuerpos masculinos, el depósito de proyectiles en sus tumbas o las representaciones pictóricas (arte rupestre) de hombres en labores de caza o de guerra no tienen un paralelo equivalente en las mujeres.

cazaValencia
escena de caza del Neolítico ibérico
capitalismo · ecología · guerra de clases · historia

La crisis: mi síntesis

Me preguntan por la crisis. Respondo de forma tan sintética como puedo.

BastillePara mí estamos en una época de crisis profunda y relativamente lenta de carácter sistémico, comparable quizás a la época final del antiguo régimen francés, cuando todo el peso de las catastróficas finanzas del estado recaían sobre los pobres, mientras que los ricos estaban prácticamente exentos de impuestos. Una década antes de la Revolución Francesa nombraron a Necker, un economista protestante, para que reformara el sistema pero pronto le echaron porque el poder de la aristocracia era inmenso y se negaban a pagar impuestos o perder subvenciones. Eso condujo a la Revolución Francesa y más en general y a medio plazo, revolución tras revolución, a un cambio de paradigma político y socio-económico.

Sin embargo una vez que los burgueses se instalaron en el poder su capacidad revolucionaria o incluso reformista se anuló y entonces ya sólo quedaba el Proletariado y el Campesinado para ello. Entonces tenemos la Revollución Rusa y sus herederas, que es como la francesa pero con burocracia en vez de burguesía como segmento dirigente. Es una revolución que no acaba de ser proletaria del todo, que es desarrollista (y en ese sentido “capitalista”) pero que evidencia los límites del liderazgo burgués, en particular en la periferia del sistema, sin “burguesías nacionales”, amedrenta y despabila a la burguesía y sus aliados social-demócratas, que reforman progresivamente entre los 30 y los 60, produciendo el espejismo del “capitalismo social”.

A finales de los 60 se produce (en los países desarrollados) la crisis de transición del modelo fordista (obrero masa, fábrica disciplinaria, subsunción formal del trabajo en el capital) al modelo toyotista (obrero social, fábrica difusa, subsunción real del trabajo en el capital, que es más alienante pero también antiautoritaria). Occidente reaciona con reformas osadas, demostrando ser más flexible que la URSS, y descartando a sus dictadores y líderes autoritarios (en los estados desarrollados), privatizando a saco, destruyendo en gran medida las conquistas sociales. globalizando y creando una burbuja de crédito para amortiguar el golpe (es lo que solemos llamar “neoliberalismo” o “thatcherismo”).

La URSS no reformada por su naturaleza autoritaria intrínseca al leninismo, reacciona sólo muy tarde y colapsa. China, menos desarrollada, adopta en cambio un modelo neo-fordista híbrido que mucho me temo que tenga sus límites (al tiempo) pero que de momento le sirve para competir por la hegemonía global, en un escenario imperialista (en el sentido leniniano) casi bipolar que recuerda al de Alemania contra Gran Bretaña antes de la Primera Guerra Mundial.

GJParisFuegoMientras tanto Occidente se cuece lentamente en su propia salsa y los proles pagamos los platos rotos, la situación cada día más se parece a la de la Francia prerrevolucionaria pero con agravantes de dimensión sin precedentes: afecta a todo o casi todo Occidente y además se combina con un desafío global sin precedentes (catástrofe ambiental) de carácter global y al que el Capitalismo no puede aportar soluciones por su naturaleza expansionista, depredadora, imperialista, ecocida (lo mismo que explota a l*s human*s, explota al planeta y éste no tiene mecanismos de lucha propios). Esta doble crisis lleva ya tiempo acumulándose, tuvo un primer estallido en 2007-08, que produjo grandes protestas e incluso semi-revoluciones a partir de 2010.

Ahora lo que vemos es un “cierre de filas” autoritario y neoliberal (fascismo de 3ª generación?) pero es estéril puesto que no aborda los problemas de fondo, que son gravísimos y no pueden ser ignorados. Las únicas salidas son la revolución o la extinción. Cuánto tiempo se prolongará la crisis es difícil de vaticinar pero yo como mucho le doy hasta 2035, como mucho.

Euskal Herria · fascismo · guerra de clases

He visto las calles ardiendo otra vez…

Y reconozco que no me extraña nada. Sobre todo después de lo que están haciendo contra la noviolencia catalana y sobre todo tras casi

barricadaBilbo
Una de las barricadas ayer en Bilbo

una década de desmovilización acelerada por parte de Sortu, que ya ni es izquierda ni es abertzale, sino la Euskadiko Ezkerra del siglo XXI.

Pero lo que sí que me “extraña” es que con varios detenidos, con barricadas cortando calles céntricas de Bilbao y humareda que se veía a kilómetros, Gara/Naiz no diga una sola palabra. Por supuesto la prensa burguesa se dedica a intoxicar con esto, la prensa falsiprogre madrileña o lo ignora (El Diario) o toma partido por las fuerzas de represión (Público), pero si quieres ver fotos y datos tienes que ir a la Red informal o a medios de contrainformación con pedigrí como La Haine: https://eh.lahaine.org/la-policia-autonoma-espanola-apalea

d4cmf46waaa0x0m
Protesta anti-nazi en Euskalduna Aretoa antes de que la policía cargara

La imagen de la gigantesca barricada de fuego, que en buena lógica periodística debiera de ser portada, ha desaparecido de todos los medios, incluso de la ETB donde estos ojos la vieron ayer mismo.

Por qué? Creo que es porque tienen miedo. Cuando el califa mequetrefe de Amurrio dice que hay que dar armas a la ciudadanía, no es consciente de lo que realmente está diciendo: está diciendo que esto de ayer hubiera escalado con facilidad a un tiroteo con muertos, muchos de ellos de su bando. Está diciendo: quiero que me maten, porque no es al parecer consciente del odio mortal que tenemos a gentuza como él y todo lo que representan. Está diciendo que los conflictos laborales se resolverán con tiroteos, en definitiva está apelando a la revolución… sin saberlo. Es quizá la única cosa en la que podría estar de acuerdo con el fascista: armas para el pueblo? Sí por supuesto, hay 80 años (y mucho más) que saldar. ellos (en masculino intencional por su machismo recalcitrante) mientras tanto se escudan en la policía, que hoy por hoy es la única banda armada operativa, una banda que trabaja para ellos contra nosotr*s, contra el pueblo.

L*s otr*s que tienen miedo, son Sortu: se están pelando cual cebolla asada, capa tras capa cada día tienen más escisiones, a menudo provocadas por su propio sectarismo y compromiso (otrora impensable) con el régimen burgués español. Ningún partido que desaloja gaztetxes o viviendas liberadas es “de izquierda”, eso es lo que hace la derecha burguesa. Y es derecha burguesa quien se reune con la patronal, quien desactiva la lucha sindical, quien acepta que el movimiento contra la dispersión de los presos (ya no por la amnistía siquiera) esté liderado por Joseba Azkarraga, la mismísima persona que concibió la dispersión.

Estas escisiones están poco articuladas aún, excepto el sector juvenil, donde las cosas están mucho más claras: Ikasle Abertzaleak y Gazte Koordinadora Sozialista son ya referenciales, l*s primer*s con una larguísima trayectoria, l*s segund*s absolutamente nuev*s pero muy activ*s.

apaleamientoNaziUvieu
Policía y nazis apalean a un profesor en Universidad de Ovideo

Y por supuesto, tiene miedo la Patronal, el partido único en la sombra. Los comentarios en los medios de la burguesía son todos de miedo y odio frente al antifascismo. Les gustaría quizá que fueran los camisas pardas nazis quienes apalearan a la gente, como de hecho ocurre en otros lugares, pero les asusta que haya gente que les plante cara, más aún con movimientos de masas como los gillets jaunes o el movimiento de liberación nacional catalán tan activos y tan cerca en lo geográfico.

Vivimos tiempos difíciles. Nunca fueron fáciles pero ahora la crisis del sistema es tan profunda que sólo hay una resolución posible en el medio plazo: ecosocialismo o eco-comunismo. El Capitalismo está definitivamente agotado pero se niega a morir y, mientras tanto, en el lado de la clase trabajadora, del pueblo, del 90%, estamos sin saber qué hacer exactamente. Much*s intentan apoyar a reformismos imposibles (la reforma progresista es imposible ya, el Capital no quiere compartir y no lo hará, l*s líderes de este campo reformista tampoco quieren forzar la situación para obligarle a que lo haga porque son cobardes y les falta un análisis realista de la situación, en el fondo son conservadores que sueñan con volver a los años 60, una realidad provisional hace tiempo desaparecida, entre otras razones porque las colonias se independizaron), otr*s hablan de “abstención activa” pero sin un programa de acción claro. Yo me reivindico, a falta de una organización más específica en mi planteamiento “autónomo”: el partido proletario es el pueblo, es el movimiento popular, cualquier “partido” sólo puede ser una extensión parcial de éste y estar, con criterio, a su servicio.

Lo que se ha visto no puede ser des-visto, lo que se ha dicho no puede ser des-dicho, lo que se ha cantado no puede ser des-cantado, no sé lo que pensará Fermín ahora pero yo me quedo con su versión de los años 80: A la calle!

 

estado francés · Europa · guerra de clases

Manifiesto de Saint-Nazaire (en castellano)

Original en francés: https://www.revolutionpermanente.fr/Gilets-jaunes-l-Appel-de-l-Assemblee-des-Assemblees-de-Saint-Nazaire (traducción mía a partir de un esbozo de Google translator).

Nosotros los chalecos amarillos, constituidos en asambleas locales, reunidos en Saint-Nazaire, el 5, 6 y 7 de abril de 2019, nos dirigimos al pueblo en su conjunto. Tras la primera asamblea de Commercy, unas 200 delegaciones presentes continúan su lucha contra el extremismo liberal, por la libertad, la igualdad y la fraternidad.

A pesar de la escalada represiva del gobierno, la acumulación de leyes que agravan todas las condiciones de vida, que destruyen los derechos y libertades, la movilización está enraizándose para cambiar el sistema encarnado por Macron. Como única respuesta al movimiento encarnado por los chalecos amarillos y otros movimientos de lucha, el gobierno entra en pánico y opone una deriva autoritaria. Tras cinco meses por toda Francia, en las rotondas, los aparcamientos, las plazas, los peajes, en las manifestaciones y en el seno de nuestras asambleas, continuamos debatiendo y batiéndonos, contra todas las formas de desigualdad y de injusticia y por la solidaridad y la dignidad.

Revindicamos el aumento general de los salarios, de las pensiones y de los mínimos sociales, así como unos servicios públicos para todos y todas. Nuestras luchas solidarias se dirigen especialmente a los nueve millones de personas que viven por debajo del umbral de pobreza. Conscientes de la urgencia ambiental, decimos: fin del mundo, fin de mes, misma lógica, misma lucha.

Ante la farsa de los grandes debates, ante un gobierno no representativo al servicio de una minoría privilegiada, estamos estableciendo las nuevas formas de democracia directa.

Concretamente, reconocemos que la asamblea de las asambleas puede recibir propuestas de las asambleas locales, y dar orientaciones como lo hizo la primera asamblea de las asambleas de Commercy. Estas orientaciones se envían sistemáticamente a los grupos locales. La Asamblea de asambleas reafirma su independencia respecto a los partidos políticos, las organizaciones sindicales y no reconoce a ningún líder autoproclamado.

Durante tres días, en asamblea plenaria y por grupos temáticos, todos hemos debatido y elaborado propuestas para nuestras revindicaciones, acciones, medios de comunicación y coordinación. Nos inscribimos en la persistencia y decidimos organizar una futura Asamblea de asambleas en junio.

A fin de fortalecer el equilibrio de fuerzas, para poner a los ciudadanos en orden de batalla contra este sistema, la Asamblea de asambleas convoca a acciones cuyo calendario se difundirá pronto mediante una plataforma digital.

La Asamblea de asambleas llama a expandir y reforzar las asambleas de ciudadanos soberanos y de información. Convocamos al colectivo de los chalecos amarillos a difundir esta convocatoria y las conclusiones del trabajo de nuestra asamblea. Los resultados del trabajo realizado en plenaria alimentarán las acciones y reflexiones de las asambleas.

Hacemos varios llamamientos: a los europeos, a las asambleas ciudadanas populares locales, contra la represión y por la cancelación de las sentencias de los presos y convictos del movimiento. Nos parece necesario tomar un periodo de tres semanas para movilizar a todos los chalecos amarillos y convencer a los que aún no lo son. Llamamos a una semana de acción amarilla a partir del 1 de mayo.

Invitamos a todos las personas que quieran poner fin al acaparamiento de lo vivo a asumir una conflictividad con el sistema actual, a crear unidos, por todos los medios necesarios, un nuevo movimiento social, ecológico, popular. La multiplicación de las luchas actuales nos llama a buscar la unidad de acción.

Llamamos a todos los niveles del territorio para luchar colectivamente para lograr la satisfacción de nuestras revindicaciones sociales, fiscales, ecológicas y democráticas. Conscientes de que tenemos que luchar contra un sistema global, consideramos que será necesario salir del capitalismo. Así que construiremos colectivamente el famoso “todos juntos” que estamos cantando y haciendo en todo lo posible. Estamos construyendo todos juntos en todos los niveles del territorio. No nos mires, únete a nosotros. El poder del pueblo, por el pueblo, para el pueblo.