lingüística · Prehistoria

Filogenia del Indoeuropeo

Mi interpretación más reciente de la expansión y diversificación de las lenguas Indoeuropeas y culturas arqueológicas asociadas de acuerdo con los datos más actualizados que he podido obtener:

click dcho. > ver imagen para mayor resolución

Se puede dibujar mejor? Seguro que sí. Se pueden pulir detalles y obtener un árbol mejor? Supongo que sí pero aún no lo he visto por ahí. Hay zonas oscuras que son discutibles? Casi sin duda alguna.

Bienvenidas las aportaciones en la sección de comentarios.

Notas:

  • El Balto-Eslávico realmente sólo se conoce, como subfamilias (eslávico y dos ramas bálticas) a partir de la Edad Media, así que su ubicación cronológica a partir del año 1 CE es absolutamente arbitraria. En realidad seguramente se podrá rebuscar un origen más antiguo pero me siento incapaz en este momento de asignar uno claro.
  • El origen del Albanés, seguramente la rama más divergente del Indoeuropeo que aún está viva, es un poco misterioso. Me inclino por un origen aproximadamente dacio pero es una cuestión abierta.
  • Respecto al Tracio, hay que señalar que los enterramientos de la cultura de Ezero son más parecidos a los de los Paleoeuropeos de Dniepr-Don (precursor parcial de la cultura mixta de Sredny Stog) que a las formas “kurgán” (túmulos característicos de los indoeuropeos, sobre todo en sus fases iniciales). Por ello sospecho que el tracio (lengua histórica pero muy mal documentada) podría no ser indoeuropeo o podría ser un indoeuropeo muy creolizado. Es un debate abierto en todo caso pero, incluso si fuera indoeuropeo, creo que hay buenas razones arqueológicas para considerarlo una rama excepcional.
  • Creo bastante probable que el Macedonio (antiguo) era pariente (e incluso precursor directo) del Frigio, y por lo tanto también del Armenio, pero es uno de esos debates abiertos, en este caso con sensibilidades nacionalistas griegas implicadas (que gustan de negar que el Macedonio existiera como lengua diferenciada no-griega).
  • Hay una decisión lógico-estética por mi parte de asignar el mismo color y eje horizontal a subdivisiones que comparten el área original de su progenitor cuando eso es posible: Poltavka y Yamna final se solapan, lo que no me permite hacerlo de manera tan clara, mientras que Hallstatt y Campos de Urnas son en cambio continuos, lo que me permite mostrar al Céltico Antiguo como derivado más directo del Italo-Céltico o al Proto-Iranio como derivado más directo del Proto-Indo-Iranio. Esto, que quede claro, no es un juicio de mayor o menor continuidad lingüística sino cultural-geográfica primaria.
  • La disglosia ha podido conmigo cuando he insertado al Germánico a última hora (se me había olvidado) y lo he puesto parcialmente en inglés en vez de en castellano, ejem! Algo a corregir en versiones futuras (también querría hacer una versión en inglés eventualmente).
capitalismo · guerra de clases · historia

Conversaciones con un leninista

Las mejores conversaciones son aquellas en las que puedes exponer claves importantes, que seguramente entiendes más o menos bien pero que nunca has puesto por escrito o lo has hecho de manera dispersa si acaso. Antes de que se me olvide, creo importante anotar estas observaciones que hago a un amigo leninista porque me parecen fundamentales para la concepción, digamos, “marxiana” o generícamente socialista (revolucionaria) de la historia del capitalismo, pasado y presente.

Si no recogiera estos comentarios aquí (mínimamente editados sobre su original por cuestión de estilo y claridad nada más), estas observaciones, que considero importantes, se perderían como las lágrimas en la lluvia del último replicante… sólo una persona las habría leído seguramente. Así que las comparto aquí a ver si las leen dos o tres e incluso quizá sirve para un mayor debate.

Nota: aún mejores son seguramente aquellas conversaciones en las que te enseñan cosas que no sabías pero entonces no sería de mi propia cosecha y además seguramente no estaría aún capacitado para transmitir bien esos nuevos aprendizajes, sobre los que tendría que cavilar aún algún tiempo.

Es la producción artesanal “pre-capitalista?”

La producción artesanal es “pre-capitalista” respecto a la fábrica centralizada y sobre todo mecanizada. Pero el método de esquivar las regulaciones gremiales de esos artesanos (pequeños burgueses primitivos o autónomos genuinos) mediante la distribución de la producción a trabajadores rurales desregulados es PROTO-CAPITALISTA. El “sistema Verlag”, que es como se conoce a esta distribución de la producción pañera a “falsos autónomos” rurales, recuerdo bien que nos lo enseñaban como la semilla del diablo, quiero decir: del capitalismo, como el “libre-mercadismo” capitalista yendo contra el “socialismo” (regulacionismo) de los gremios con artimañas como ésta. Me parece por lo tanto que afirmar que la producción artesanal era “pre-capitalista”, simplemente porque el artesano era “propietario de las herramientas de trabajo” (los aprendices y oficiales no solían serlo, ojo!) es hiper-simplista, superficial y muy equivocado… y está claramente contaminado por la fetichización leninista del fordismo y el obrero masa.

Qué es el proletariado?

El término viene del latín “prole” porque en aquella época se explotaba la mano de obra infantil sin escrúpulos y los padres podían incluso vender a sus hijos como esclavos, es decir: su única propiedad era su prole. Sin embargo en Marx y cía., el palabro adopta la acepción de “desposeído”, de quien no posee nada sino su fuerza de trabajo. “Nada” es por supuesto relativo: llegar a ser propietario de una vivienda o alguna que otra “baratija” no te remueve de la categoría de proletario, es la propiedad de los medios de producción, en el caso de Uber la red/app y no el coche (mucho ojo!), lo que te hace proletario. A mí como proletario en busca de empleo a menudo las empresas me han pedido (exigido) poner medios de mi parte, sea coche propio, teléfono móvil, etc., o también pagarme (en dinero y/o tiempo no pagado) mi propia formación ajustada a su demanda hiper-específica, eso es un añadido a la explotación base no una ventaja para mí como trabajador, de ninguna manera!, ya que me obliga a asumir costes que claramente corresponden al empresario burgués. Eso no me hace “empresario”, sino aún más explotado.

Surge el Capitalismo en la Revolución Francesa habiendo existido antes sólo como semilla latente?

Estoy genéricamente de acuerdo en que el capitalismo se desarrolló inicialmente (en parte) dentro de un régimen terratenientista (ésta es mi terminología preferida para todas las variantes, feudal, esclavista, etc. de economía oligárquica basada en el sector primario, ya que no veo razón clara para subdividirlos como hace, creo, Marx: son una única categoría socio-económica con variantes locales y temporales de menor enjundia). Sin embargo hay que aclarar de manera bastante rotunda que la primera revolución burguesa no es la francesa, esa es, junto a la estadounidense, la culminación de un proceso que entiendo que da comienzo con la revolución holandesa (guerra de los 80 años contra los Habsburgo, 1568-1648).

Fueron los holandeses los que crearon la primera compañía por acciones (corporación o sociedad anónima) que fue la Compañía de las Indias Orientales (VOC, 1602-1800), seguida a los pocos años por su imitación inglesa (es más antigua en su formación pero como compañía por acciones algo más reciente). Ese es el verdadero momento emergente del Capitalismo, dos siglos antes de lo que mucha gente imagina, aunque sin duda es aún un capitalismo algo “primitivo”, sobre todo no industrial (mecanizado), no aún. Otra importante revolución burguesa “primitiva” es la de Oliver Cromwell en Gran Bretaña (d. 1642), que, aunque derrotada en última instancia, sienta las bases de la Inglaterra y Escocia capitalistas sin duda. A menudo comparo el régimen capitalista primitivo totalitario de Cromwell con el de la URSS (socialista primitivo totalitario), ambos encontraban por su “precocidad” relativa a las condiciones objetivas grandes dificultades en su implementación, dificultades que enfrentaron con mano de hierro pero que también en cierta manera sellaron su destino.

Pero no fue la única revolución burguesa que “fracasó” (a medias, triunfaron en el fondo, promoviendo muchas reformas estructurales que persistieron), la misma Revolución Francesa también “fracasó”, tres veces: cuando le cortaron la cabeza a Danton, cuando Napoleón se hizo dictador y luego emperador y, finalmente, cuando se restauró a los borbones. Pero es un fracaso a medias: a largo plazo triunfó sin duda, mediante revoluciones y reformas posteriores, pero triunfó sobre todo en su faceta burguesa, no en la proletaria subyacente que sin duda ya estaba presente en los sans-coulottes (Lenin se equivocaba mucho al ser Robesperrianista, tendría que haber sido Dantonista).

América · fascismo · política

Los extras de El Álamo

Me preguntan por mi opinión sobre el golpe de estado fallido de Trump y los Proud Boys. La verdad es que aún lo estoy digiriendo pero algo tengo muy muy claro: Estados Unidos es una república oligárquica (no es una “democracia” ni de casualidad, sobre todo no desde que introdujeron el voto electrónico opaco) y la oligarquía en pleno ha decidido que Trump se va, algo que quedó muy claro cuando su único aliado mediático (Murdoch, Fox) le abandonó en plena campaña electoral. Algún aliado le quedará, no conozco todos los entresijos, pero está claro que no son suficientes en absoluto para darle otro mandato. No es una cuestión de votos, cuya realidad desconocemos porque el sistema electoral de EE.UU. es tan poco transparente que es hasta plausible la queja de Trump de que le han robado las elecciones (a saber!), es una cuestión de consensos políticos de la oligarquía: posiciones tan altas no se eligen, se compran y Trump no tiene suficientes billones tras de sí. Así es la dictadura de la burguesía, ajo y agua!

No sé si Trump lo ha entendido y está reaccionando como lo hace por pura arrogancia o miedo a las represalias penales (siempre le van a poder pillar por algo, como a Al Capone), o no lo ha entendido bien del todo y pensaba que podía jugar duro desde su posición jerárquica, con un altavoz muy frágil en Twitter (que ahora ya le ha baneado), una especie de camisas pardas a la americana llamados Proud Boys y lo más importante (y no debatido) del todo: la complicidad de elementos clave de la policía, sobre todo de la federal (FBI, Homeland Security, etc.), que muy evidentemente dejaron hacer.

Hace cuatro años explicaba que el neofascismo de Trump es un movimiento sin vigor, senil, carente de masas juveniles entusiastas a las que poder movilizar como cuerpos de choque para sus marchas de antorchas y pogromos. Decía entonces que el Trumpismo claramente se basa únicamente en el aparato policial-militar del estado mismo: no o apenas es capaz de movilizar camisas pardas, ya que sus votantes son ancianos que no están ya para marchas de antorchas y linchamientos racistas. Nunca una reacción fue tan intrínsecamente obsoleta.

No sé hasta que punto ha cambiado algo en estos cuatro años pero el golpe fallido creo que ratifica mi opinión de entonces: la cifra de manifestantes era pequeña para una “marcha a Roma” de ese calibre (10-20.000 personas llegadas de todo el país, cuando en Bilbo, una ciudad muchísimo más pequeña en una nación 100 veces menor, cualquier manifestación comparable saca diez veces esa cifra) y un despliegue policial normal no hubiese tenido problema alguno en contenerlos.

Pero ese despliegue no existió, alguien dejó hacer a la turba fascista (ver los vídeos de como hasta les dejan entrar, se hacen selfis con ellos). Esto es algo que apenas se está debatiendo y que debería estar en el centro del análisis: el problema no es tanto el “Búfalo Bill” de pacotilla de Arizona ese, el problema está en la comandancia del FBI y demás cuerpos policiales que les pusieron la alfombra roja.

Creo que la idea, además de ser una mala copia de la Marcha sobre Roma de Mussolini, pivotaba sobre la esperanza que Trump tenía de que su Vicepresidente Pence le siguiera el juego. Según Trump, Pence, como Presidente del Senado, tenía la capacidad unilateral de anular las elecciones. Sin embargo Pence entendió perfectamente la situación de aislamiento de Trump y se negó a ser parte del juego y ser arrastrado por el especulador inmobiliario a su cenagal. Tampoco se habla mucho de esto pero si Pence hubiera osado seguirle el juego a Trump, entonces sí que habría habido cierta crisis constitucional que podría haber favorecido el golpe, inclinando a actores policiales, militares, judiciales, gobernadores incluso, quizá a favor de éste.

Creo que ese era el plan de Trump. Al parecer no era el plan de Pence que supo leer, como dicen los anglos, el texto en la pared, y se alineó con el consenso oligárquico anti-trumpista.

Uno de los mejores análisis que he leído hasta la fecha lo hace El Confidencial Saharaui:

Los incidentes provocaron que el gobernador del Estado de Virginia enviara tropas de la Guardia Nacional, decretara el estado de emergencia en el condado de Alexandria, vecino a Washington DC, como la movilización de la policía estatal en apoyo a las autoridades de la capital estadounidense. Desde el Departamento del Ejército se dio órdenes para movilizar también elementos de guardias nacionales. Trump se negó a firmar la orden de movilización, finalmente firmada por Pence, lo que ha generado una controversia constitucional. El toque de queda decretado tanto en Washington DC como de distritos vecinos, se vio reforzado por guardias nacionales de Maryland, Virginia (unos 3300 soldados fueron desplegados) además del apoyo de las policías estatales de dichos territorios. La alcalde Bowser extendió el estado de emergencia por 15 días

Es decir: no sólo Pence (que actuó como Presidente de facto contra Trump, firmando la movilización de la Guardia Nacional, parte del ejército) sino los gobernadores de los estados vecinos de Virginia y Maryland, ambos demócratas, así como la alcaldesa de Washington D.C., fueron decisivos en la supresión de la intentona golpista. Del FBI y el infame Departamento de Seguridad Doméstica (Homeland Security) no se supo nada jamás.

Lo que nos lleva de nuevo a lo que decía hace cuatro años: la única base (o casi) de este neofascismo tardocapitalista está en la policía, en la que se ha favorecido sistemáticamente lo peor de lo peor (no sólo en EE.UU.) Recordemos que la revuelta BLM fue en gran medida dirigida contra ese fascismo (y racismo) policial enquistado pero que insitucionalmente ni se habla de ello: nadie señala al FBI ni a Homeland Security, nadie exige que rueden cabezas policiales (sólo ha dimitido el jefe de seguridad del Capitolio, un tema sobre el que se ha pasado de puntillas); el consenso gran-burgués puede que esté contra Trump pero de antifascista no tiene nada, siguen queriendo a los más malotes en la policía porque tienen muchísimo menos miedo al fascismo que a la revolución socialista.

Al final son todos lo mismo: Trump puede que tenga otra agenda más “nacionalista” y otro estilo claramente más fascista en las formas pero cuando la elección está entre Le Pen y Macron, entre Trump y Biden, a la clase obrera, al pueblo, nos da casi lo mismo. Porque a nivel interior no es para nada peor Trump que Macron, la extrema derecha no se diferencia en nada (que no sea cosmético-cultural) del extremo centro.

Hay quien opina que el fascismo es algo muy preciso, tan extremadamente bien definido que no entra ni Mussolini en la categoría si me apuras, pero la realidad es que el fascismo clásico no es más que una variante histórica concreta del autoritarismo burgués reaccionario, cuya referencia quizá no sea tanto Mussolini como Napoleón, Thiers y Macron. Antiguamente le llamaban “bonapartismo” y antes aún “cesarismo”, da igual, es lo mismo: es autoritarismo más o menos demagógico para preservar los intereses de la oligarquía, es lo contrario de la democracia, del poder popular, del comunismo correctamente entendido.

Si asumimos como nuestras las disputas internas de la burguesía, los y las trabajadoras sólo podemos perdernos en un laberinto confuso que no nos atañe. Ni Trump, ni Biden, ni Le Pen, ni Macron: comunismo ya!

Actualización y contrapunto: Prof. Boyle se muestra muy sorprendido en esta entrevista por la sorprendente inacción del Partido Demócrata y considera un peligro extremo que la Guardia Nacional, cuyo comandante en jefe es Donald Trump hoy por hoy, ande suelta por Washington D.C. Compara lo ocurrido a la quema del Reichstag, un montaje de Hitler para reforzar su poder.

Euskal Herria · Inquisición

La Inquisición anti-vasca que no cesa

Copio integralmente la terrible noticia de Hala Bedi Irratia

La fiscalía solicita 16 años de prisión para los jóvenes Galder Barbado y Aitor Zelaia

Barbado y Zelaia serán juzgados el 21 y 22 de enero en la Audiencia Nacional española y el fiscal, además de solicitar 8 años de prisión a cada uno de los dos, también pide 7 años de libertad vigilada para cada uno de ellos. Para responder al juicio político ha nacido la iniciativa popular ‘Ankerkeria Stop! Aitor eta Galder aske!’ que ha convocado una manifestación para el próximo día 16.

Hace casi 24 meses, la mañana del jueves 7 de febrero de 2019 las especulaciones se viralizaban en la red y a medida que avanzaba el día se confirmaba la noticia: la Ertzaintza había detenido al joven gasteiztarra Aitor Zelaia en el centro de la ciudad y minutos después hacía lo mismo con el joven de Aiaraldea Galder Barbado.

Ahora, dos años después y en mitad de una pandemia mundial, un nuevo juicio político acecha: los dos jóvenes alaveses serán juzgados en la Audiencia Nacional española. La petición habla por si sola: el fiscal solicita 8 de prisión para Zelaia y otros 8 para Barbado, además de 7 años de libertad vigilada para cada uno de ellos.

En concreto, la fiscalía acusa a los dos jóvenes de «deposito y tráfico de armas y municiones y explosivos y sus componentes con finalidad terrorista».

Manifestación el 16 de enero en Gasteiz

A la vez que se han dado a conocer los detalles del juicio, un grupo de amigos, familiares y militantes de diferentes expresiones del Movimiento Popular de Araba han dado a conocer una nueva iniciativa popular con la que pretenden denunciar el enésimo juicio contra la juventud vasca: ‘Ankerkeria Stop! Aitor eta Galder aske!’. Tras la presentación, han convocado una asamblea abierta el próximo lunes 11 de enero a las 19:00 en la asociación de vecinos de Judimendi.

Dicha iniciativa considera que las peticiones, además de ser «totalmente desproporcionadas», van en contra de un «pueblo que demanda justicia, democracia y resolución». Desde ‘Ankerkeria stop! Aitor eta Galder aske!’ denuncian que Barbado y Zelaia fueron encarcelados «utilizando unas pruebas difusas y ahora están inmersos en un proceso kafkiano que puede desembocar en largas condenas y en una situación de prisión excepcional».

«Se nos pone la carne de gallina al observar la maquinaria judicial empleada contra Galder y Aitor. No podemos dejarles: ¡está tan fuera de lugar! No podemos dejarles que se salgan con la suya», han añadido mientras animaban a participar en la manifestación del día 16 de enero que partirá a las 17:30 desde la plaza de la Virgen Blanca de Gasteiz. También durante los días del juicio, se realizarán movilizaciones tanto en Amurrio como en Gasteiz.

Asimismo, han puesto en marcha una campaña de adhesiones en la página web ankerkeriastop.eus animando a la gente a mostrar su apoyo a los dos jóvenes con diferentes recursos que estarán en la página web como fotos de perfil de WhatsApp, opciones de fotografiarse con el cartel… Y poder difundirlo con el hashtag #AnkerkeriariSTOP para las redes sociales.

Acusaciones que los propios encausados negaron

La mañana de aquel 7 de febrero de 2019 la Ertzaintza llevó a cabo registros desde las 07:00 horas y más tarde fueron trasladados a Madrid, ya que la orden de detención llegaba desde la Audiencia Nacional aunque fue la Ertzaintza quien ejerció las detenciones y los registros, algo poco habitual en estos casos.

El viernes 8 de febrero, sin embargo, los dos jóvenes pasaron por delante del tribunal. La juez tomó la decisión con rapidez: ingreso en prisión para ambos.

La titular del Juzgado Central de Instrucción número 3, María Tardón, imputaba a Galder Barbado y Aitor Zelaia un delito de “tenencia de sustancias explosivas, inflamables o incendiarias”, algo que ellos negaron en todo momento.

Minutos más tarde, el mismo 8 de febrero, Barbado y Zelaia ingresaban en la prisión de Soto del Real, Madrid. Nada más lejos de la realidad, estuvieron encarcelados en dicha prisión madrileña durante más de un mes en régimen de aislamiento, sin apenas tener contacto con el restos de presos. A día de hoy, dos años más tarde, se desconocen los motivos por los que estuvieron en aislamiento durante tanto tiempo.

A mediados de marzo, los dos jóvenes alaveses eran trasladados a otra prisión: Daroca, en Zaragoza, una cárcel que se encuentra a 350 kilómetros de Araba. Siguieron dispersados y, en este caso, las visitas de amigos y familiares supusieron un total de 700 kilómetros -350 para el viaje de ida y otros tantos para el de vuelta-.

Fue a comienzos de agosto de 2019 cuando Barbado y Zelaia fueron puestos en libertad condicional, siendo ambos recibidos por una multitud en sus respectivas localidad -Gasteiz y Amurrio-.

Un largo historial de acoso contra Barbado

Galder Barbado ya fue detenido el 27 de mayo de 2016 y trasladado por la Guardia Civil al cuartel de Gasteiz. Lo acusaron de enaltecimiento del terrorismo por la Gazte Danbada celebrada en Laudio aunque fue liberado horas después.

El joven había denunciado acoso policial años antes. En 2011 realizó una aparición pública junto a otros tres jóvenes para hacer públicas las amenazas que habían recibido.

En 2008 -con 18 años- lo pararon en un control policial en la carretera y lo llevaron al monte para golpearlo, según denunció el propio Barbado.

En 2009, la Ertzaintza obligó al joven a entregar pelos de su propio cuerpo en plena calle para realizar una prueba de ADN, y en 2011, su vehículo apareció con pegamento en la cerradura y la palabra “jodete” escrita en el coche.
Dos años desde la detenciones, dos años de apoyo

Los últimos dos años y sobre todo el tiempo que los dos jóvenes alaveses estuvieron encarcelados han servido también para denunciar la situación de los dos jóvenes en las calles y en diferentes actos. Muchos recordarán que el 14 de abril, por ejemplo, las caras de los dos encarcelados estuvieron en la cabecera del final de la Korrika en Gasteiz.

Fue en Gasteiz también donde, horas después del encarcelamiento de ambos, se llevo a cabo una manifestación masiva pidiendo la libertad de ambos. Semanas más tarde, una foto masiva bajo el lema Maite Zaituztegu. Aitor eta Galder eutsi gogor también traspasó los barrotes y llegó hasta la cárcel.

En abril de 2019, en el acto central del Gazte Topagune celebrado en Lemoa se pudo escuchar y leer una carta escrita por Zelaia y Barbado, animando a toda la juventud a seguir trabajando además de denunciar la situación que padecían ellos: “Al final, el que más cárcel paga, es el funcionario”, afirmaron.

Vídeo: https://youtu.be/5zXz31SQ2as

Fuente: https://halabedi.eus/es/aitor-galder-juicio/

Esta “paz” no es más que otra dictadura colonial anti-vasca en la que una y otra vez nuestra gente está siendo perseguida y encarcelada por el imperio colonial gran-castellano. Basta ya!

Genética · pandemia

Dudas más que razonables ante la “vacuna” de Pfizer

Colectivo de profesionales y usuarios de la sanidad, favorable en términos generales a la vacunación, se muestra extremadamente preocupado por la vacuna adoptada por el estado español, que contiene ARNm y cuya eficacia es más que dudosa. Algunos detalles:

La eficacia de esta vacuna es muy pequeña, frente a los niveles de protección de otras vacunas 19. La vacuna prevendría sólo un caso leve-moderado por cada 119 personas vacunadas; es decir los otros 118 se verían sometidos a los efectos secundarios sin obtener ningún beneficio.

El concepto de vacuna – microorganismos atenuados o muertos que se introducen en el organismo para provocar la fabricación de anticuerpos – no es aplicable a las “vacunas” producidas por Pfizer-BioNTech y Moderna. Se usa de forma impropia la palabra vacuna para ocultar su verdadera naturaleza amparándose en un término que genera confianza y seguridad en la población.
Se trata de la inoculación de ácidos nucleicos ARNm, genes sintéticos, que provocan la fabricación de la “espiga” del virus por nuestras propias células para la posterior generación de anticuerpos. Se trata de un experimento de transgénesis humana a gran escala.
“No se conoce absolutamente nada de las consecuencias de esta inyección, es la primera vez que se hace en el ser humano. (…) Se trata más bien de terapia génica” 21.
Las consecuencias podrían ser muy graves en relación con la fertilidad humana y con posibles efectos patógenos en varios tipos de cáncer y enfermedades autoinmunes 22.
El análisis en profundidad del mecanismo de acción de estas “vacunas” es imposible al estar considerado secreto comercial.

Artículo completo: https://www.casmadrid.org/index.php/comunicados/1205-critica-del-medicamento-como-negocio-e-incertidumbres-argumentas-acerca-de-la-vacuna-de-pfizer-biontech-version-ampliada

Ver también (en inglés): CRISPR gene editing — La edición de genes por ARNm es central en la ingeniería genética moderna, las “tijeras moleculares” CRISPR (extraídas originalmente de bacterias) sirven para modificar arbitrariamente (con gran precisión pero no al 100%) genes en los organismos diana. No sabemos si algo así está implicado en las “vacunas” que usan ARNm, pero, sobre todo debido al secreto comercial, hay muchas razones para preocuparse por la utilización de esta tecnología potencialmente muy invasiva.

Europa · Prehistoria

Origen de los griegos indoeuropeos

Una anotación breve sobre el origen de los griegos (propiamente dichos o indoeuropeos). Estos son (anotados en rojo) los túmulos más antiguos (Heládico Temprano III) de Grecia, túmulos que señalan la arribada de los indoeuropeos a comienzos de la Edad de Bronce:

Se aprecia muy claramente que casi todos son costeros y que además tienen en general una distribución muy sureña, lo que no concuerda para nada con la idea tradicional de una invasión por tierra de norte a sur. Por el contrario da la apariencia de una invasión por mar.

Esta relación con el mar de los primeros griegos indoeuropeos es cuando menos chocante y se ve subrayada no sólo por su más que probable participación en diversas piraterías en el Egeo, incluyendo los infames Pueblos del Mar, sino por su influencia sobre El Argar B (d. c. 1550 aEC) en el sudeste de Iberia, a donde exportaron su costumbre de enterramientos en pithoi (grandes ánforas) y de donde importaron el concepto, también funerario, del tholos (además de probablemente mucho estaño para su metalurgia y guerras).

Todo esto para mí significa que los primeros proto-griegos ya eran navegantes, algo muy atípico en los indoeuropeos (que surgen de la estepa como pueblo de guerreros cuya movilidad se debe al dominio de los caballos, no de los barcos). Dónde pudieron entonces originarse estos proto-griegos que al parecer ya navegaban antes de conquistar Grecia? Creo que la respuesta está en el grupo de Mala Gruda (Montenegro), una facies de la cultura de Vucedol, que desde hace tiempo se sospecha relacionada con el origen de los griegos indoeuropeos. Las conexiones culturales son cuando menos altamente sospechosas (p.e. Mala Gruda construye túmulos funerarios muy similares a los griegos, etc.)

Mapa de la cultura de Vucedol (autor: PANONIAN)
con Mala Gruda remarcada

Sospecho que un grupo relacionado, de la zona central de Vucedol en torno al Danubio, migró más tarde a Macedonia por tierra y de allí a Asia Menor donde, tras devastar el Imperio Hitita, se constituyeron primero como frigios y más tarde como armenios. Esto explicaría la relativa afinidad que los linguistas encuentran entre los idiomas griego y armenio, además de cierta simpatía mutua a pesar de las diferencias.

Para cerrar, un mapa sintético de la fase final (varios siglos) de la Grecia Micénica (indoeuropeos en colores rojizos, pre-indoeuropeos en color azul):

Anotado sobre el mapa de Wikimedia (autores: Alexikoua, Panthera tigris tigris, Reedside)

Nota: la referencia para el colonialismo ateniense en Creta y básicamente todo lo que jamás quisiste saber sobre la Atenas micénica es Harris 2016.

Europa · megacrisis

El colapso de Occidente

Brexit duro, guerra civil en ciernes en USA (o mero golpe de estado), colapso económico radical por histeria cuarentenista, conflicto franco-turco en el interior de una OTAN que no tiene ningún valor ya. Llamadme “pirado” si queréis pero esto se cae. Y cuando digo “esto”, digo el sistema de estados occidental que, con apenas variaciones ha existido durante unos cinco siglos orquestando el saqueo global… y el las naciones sin estado de Europa Occidental así mismo.

Durante 500 años el sistema mundial se ha basado en tres estados: Castilla y su corona habsbúrgica, luego borbónica, ahora conocida como España, Inglaterra y su extensión a Gran Bretaña e Irlanda y el estado franco-romance llamado Francia, añádanse Holanda y Portugal, secesiones de proto-España bajo protección inglesa o francesa. Todo lo demás, incluyendo Rusia, Austria y Turquía era satélite o comparsa. Sólo en el siglo XX surge una colonial inglesa, Estados Unidos, como reemplazo ante la evidente pérdida de poder europeo. Pero incluso este sucedáneo criollo del Régimen Imperial Europeo ya muestra serias grietas. Es el fin de una era.

Hace 30 años grietas similares causaron el colapso de otro bloque: el articulado en torno a Rusia y sus extensiones leninista (URSS) y estalinista (Pacto de Varsovia). Pero aquél era un bloque muchísimo menos central (a pesar de sus promesas) para el orden global, el Bloque Occidental lleva siendo central a nivel planetario desde Colón y Vasco de Gama, desde que Elkano demostró con una carraca podrida y gran osadía que los terraplanistas estaban equivocados. Quizá el evento más decisivo de entonces fue la Batalla de Diu, cuando la flota portuguesa derrotó a la coalición liderada por Egipto y Venecia y bendecida por el Califa y Emperador Romano de Constantinopla, mostrando al mundo que plagiar y mejorar los inventos chinos (la pólvora en particular pero también otros como el timón de codaste) con el arma de la ciencia y la motivación de la más mezquina avaricia era más eficaz que aferrarse a ideas conservadoras, fuera la religión musulmana o la filosofía confuciana. Aristóteles, maestro de Alejandro, había derrotado a Platón y a Ciro, el nudo gordiano había sido deshecho de nuevo a base de artillería. La osadía individualista derrotaba a la disciplina ciega. Aún no era el capitalismo pero sí sus semillas.

El colapso del bloque occidental, que parece inminente, aunque aún podría languidecer durante algunos años, es una situación sin precedentes. Se puede comparar quizá con las varias caídas del Imperio Romano pero la realidad es que nunca antes de c. 1500 hubo un sistema global, ni siquiera bajo los mongoles. Sólo a partir del s. XVI ese sistema aparece y se consolida, siempre bajo hegemonía europea occidental (o más recientemente de un estado neoeuropeo: los USA).

Pero de qué estoy hablando? Sin duda China ha ganado mucho poder y desafía el orden mundial eurocéntrico de cinco siglos pero no es sólo el ascenso de China, es la tremenda debilidad interna de Occidente, que recuerda demasiado a la de la URSS en sus últimas décadas, con crisis que se acumulaban y que no recibían la respuesta necesaria de reformas radicales, reformas que sólo llegaron demasiado tarde. Lo mismo que la URSS brezhneviana estaba enquistada en la geronotocracia más esclerótica (conservadora o incluso reaccionaria, extremadamente ineficiente), el Occidente actual y muy en especial EE.UU. está igualmente estancado en un conservadurismo gerontocrático absolutamente lamentable que lo único que busca es más de lo mismo pero peor (opción azul) o más de lo mismo pero histriónicamente mucho peor (opción colorada).

Y no es sólo EE.UU., a punto de sufrir un golpe de estado o incluso quizá una guerra civil, es Europa, donde los mercachifles reinan supremos sin tener ni idea de lo que hacen y siempre mirando de reojo a Washington en busca de mandatos y a Moscú en busca de un enemigo que ni siquiera existe pero que valorizaría a Europa a los ojos del amo gringo quizá.

La Unión Europea hace al menos 12 años que no ilusiona y mucho menos cohesiona, la OTAN parece el congreso de los ratones, en la que nadie se atreve a poner el cascabel al gato turco y mucho menos al puma norteamericano. Es cierto que la muy autoritariaria República Francesa de Macron se enfrenta, con la única alianza de Grecia, a Turquía en Libia (y cada vez más en África Occidental, donde Ankara y sus aliados han organizado el Estado Islámico negro bajo un “emir” blanco como la nieve, y atacan los intereses neocoloniales franceses en Níger y otros estados de la zona CFA, la principal fuente de rapiña neocolonial francesa y la penúltima área de África sin caer bajo influencia china). Pero cualquiera que siga los acontecimientos en el interior del estado francés sabe que la legitimidad de Macron es prácticamente cero, que se sostiene desde hace dos años sólo por pura inercia represiva sin apoyo popular alguno. Y con esa base, o ausencia de la misma, no se puede ejercer política exterior alguna la verdad sea dicha.

Por supuesto que la situación del bananero Reino de España es extrema por múltiples motivos, pero sin duda el más importante es el colapso de un modelo socio-económico prácticamente colonial basado en el turismo y la precariedad extrema, así como las tensiones étnicas, de momento apaciguadas en un consenson anti-Vox ultra-precario, que no encuentran una resolución adecuada y que sin duda volverán a resurgir. Como en el vecino francés, el régimen español, aún más precario si cabe, se sostiene sólo a base de represión y desmovilización. A ambos les ha venido aparentemente bien la histeria cuarentenista del covid-19, excusa para todo tipo de represión y desmovilización, pero no da más de sí y de cara a primavera nos encontraremos con el retorno de las revueltas (que ya apuntan sin duda), esta vez alimentadas no ya por el ahogo de meses y años anteriores sino por una auténtica oleada de miseria y hambre.

En Italia cabe esperar el retorno triunfal de Salvini y su xenofobia ultra-nacionalista… que paradójicamente no es pro-estadounidense sino pro-china y pro-rusa. En Gran Bretaña sólo cabe esperar lo peor a medida que se acerca un Brexit que va a ser muy duro aunque haya acuerdo (que probablemente no). Pero el mayor problema de Europa en el fondo es Alemania: una Alemania que no ha sabido liderar durante las casi dos décadas de gobierno de Ángela Merkel, que se somete gustosa a EE.UU. y no forja Europa alguna. Europa está plagada de mercachifles patéticos y lamebotas pero ningún país tanto como Alemania, que puede que haya creado el IV Reich postmoderno, parafraseando a Varoufakis, pero es incapaz de darle consistencia alguna mientras se le crecen los enanos de la Europa centro-oriental (Polonia, Hungría y ahora también Bulgaria), se le suben a las barbas y le llevan jodiendo el circo ya hace demasiado.

Y esta inconsistencia, esta crisis austericida, esta falta de rumbo y objetivos quizá puede extenderse durante unos años, una década… pero ese tiempo ya está atrás, ya ha pasado. Esta segunda e ineludible segunda crisis de un régimen capitalista ultra-financiariazado (capital muerto), cuyo único plan durante demasiado tiempo ha sido “saquea mientras puedas” va a ser brutal. Y va a serlo en particular porque el sistema de Europa Occidental lleva demasiado tiempo estancado y su inevitable desintegración va a combinar guerra de clases y conflicto étnico de manera explosiva. Hace ya medio siglo que Krutwig exigía la “descolonización interior” de Europa Occidental, no se ha logrado hacer de momento pero va a ser sin duda un factor tremendo en la decáda que se avecina. Austria-Hungría, Imperio Otomano, Yugoslavia, URSS… nos ilustran lo que va a ocurrir ahora cuando la triada occidental Castilla-Francia-Inglaterra implote catastróficamente. No será bonito, no.

Y una de las razones por las que no será “bonito” es porque no hay en este momento apenas proyectos revolucionarios en marcha. La ausencia de éstos prácticamente obliga a que la crisis se extienda de manera innecesariamente dolorosa, porque ningún proyecto burgués (ni mucho menos de los estados caducos realmente existentes) puede salvar a Europa. Y mucho me temo que se tardarán años en construir las alternativas, años que serán extremadamente duros y difíciles.

Hay esperanza? A veces yo mismo no la tengo, la situación es tan mala y las actitudes sociales y políticas tan horrorosas, tan carentes de rumbo, tan estancadas en sectarismos y dogmas en los casos más revolucionarios, o en el mero “esto es lo que hay” resignado e impotente en los demás. Pero por supuesto que la hay (“quién aún esté vivo no diga ‘nunca jamás'”) pero no se construye sola: no hay determinismo histórico excepto en que la situación se vuelve caótica, a partir de ese caos (en el que ya estamos) la elección de la senda está sólo determinada por la acción humana. Eventualmente habrá, por supuesto, una nueva estabilidad, pero esa nueva estabilidad puede ser incluso la de la extinción de la especie humana u otros escenarios similarmente indeseables (escenario Huxley, escenario Orwell, escenario Terminator, etc.), eso es mal consuelo. Es necesario construir algo mejor y para eso sin duda sólo vale la revolución comunista y democrática, porque ambos conceptos son lo mismo: poder popular absoluto en todas las esferas, sin distinción entre lo político y lo económico, lo legislatio y lo judicial, lo asambleario y lo militar incluso.

Los y las camaradas kurdas nos muestran el camino, de nosotras depende seguir su luz o agonizar en la oscuridad.

lingüística · Prehistoria

Introducción al eusko-sardo, ahora también en castellano.

Juan Martin Elexpuru por fin se ha decidido a crear una síntesis en castellano de su libro Euskararen aztarnak Sardinian? (Pamiela 2017, en el que colaboro con un anexo cuyo borrador en castellano podéis leer aquí).

Descargable aquí: https://www.academia.edu/44090355/_Euskera_y_paleosardo_lenguas_hermanas

Cito la introducción para abrir el apetito:

Presentación
En este trabajo trataremos de sintetizar los contenidos de mi libro Euskararen aztarnak Sardinian? (‘¿Vestigios del euskera en Cerdeña?’), Pamiela (2017). Difícil misión, pues el libro es muy denso y tiene 368 pgs.
Cuando éramos estudiantes, un afamado arqueólogo vasco nos solía decir en clase: “La Arqueología es como un mal libro. Nos cuenta qué comían los habitantes de la antigüedad, qué instrumentos usaban o cómo enterraban a sus muertos, y no mucho más. El resto lo tenemos que deducir relacionando los escasos datos que poseemos e interpretándolos con tino. A pesar de todo nunca estaremos totalmente seguros de si estamos en lo cierto o no”.
El presente trabajo tiene mucho de arqueología. El Paleosardo no ha dejado textos escritos, que sepamos. Algunos nombres de lugar y de persona de época romana, algunas palabras y hábitos de pronunciación que han conseguido emigrar al romance sardo, y sobre todo topónimos; estas son las letras de este mal libro, las luciérnagas que aportan algo de luz al oscuro túnel.
Hemos titulado el trabajo con una pregunta retórica. La ingente cantidad de datos que presentamos nos lleva a pensar que la respuesta puede ser sí. Creemos haber fundamentado bien la hipótesis. Pero sabemos que pisamos un terreno muy resbaladizo. Aunque muchas concordancias o paralelos nos parecen incontestables, otras muchas las podríamos calificar como conjeturas o intuiciones. Por ello, hemos tratado de expresar nuestro grado de seguridad poniendo un signo de interrogación cuando dudamos razonablemente de nuestra propuesta, y dos cuando la duda es todavía mayor.
En los últimos dos siglos se ha debatido mucho sobre los posibles parentescos del euskera. Podemos encontrar decenas de libros y artículos que abordan el tema. Los lingüistas han centrado su atención sobre todo en el ibero, en el amazig-berebere y en las lenguas caucásicas, y también ha habido quienes han tratado de relacionarlo con el ligur, el guanche, el sicano, el minoico, el copto, etc. Pero desde que Mitxelena y otros lingüistas de renombre proclamaran que a pesar de los esfuerzos realizados no se habían hallado pruebas de parentesco cercano con ninguna otra lengua, el campo de estudio ha sido prácticamente abandonado. Con la excepción, quizás, de bastantes iberistas que siguen recurriendo al euskera a la hora de tratar de descifrar los textos ibéricos. Entre estos encontramos desde estudiosos que creen que se trata de dialectos de la misma lengua hasta quienes opinan que son lenguas muy distintas y que las similitudes entre ambas se deben al largo período de contacto, pasando por todas las posturas intermedias.
Pero la sorpresa saltó a finales del siglo XXI cuando el lingüista catalán Eduardo Blasco Ferrer, profesor de la Universidad de Cagliari (Cerdeña), relacionó el euskera con el paleosardo, la lengua hablada en la isla hasta la conquista romana. Pero ocupémonos primero de los antecedentes.

capitalismo · historia · Prehistoria

La evolución de la sociedad de clases

Demasiado a menudo leemos o escuchamos la atribución de todos los males al capitalismo, como si el feudalismo faraónico nos fuera a salvar de algo, como si el capitalismo hubiese inventado la opresión y la explotación… Eso es por falta de conocimiento de la historia y prehistoria, lo que es peligrosísimo.

No podemos culpar de ello al marxismo, Engels en particular hizo un esfuerzo de comprensión de la acumulación histórica y el surgimiento del patriarcado (quizá la primera forma de explotación y opresión), de la formación del estado mismo como entidad inevitablemente oligárquica a partir de las élites militares. A veces critico a quienes blanden “El Origen…” como verdad última (porque no es conocimiento actualizado sino de hace siglo y medio, y además el 90% del mérito no es de Engels sino del olvidado antropólogo Lewis Morgan, al que Engels cita una y otra vez a pesar de no ser explícitamente socialista) pero esta gente que al menos ha leído a Engels sabe mucho más en cualquier caso que quienes no saben salir del presentismo capitalista, como si nunca jamás hubiera existido otra cosa, como si el capitalismo hubiese inventado algo que no fueran instrumentos de contabilidad, como si el capitalismo tuviera enjundia y no fuera un episodio derivado, una fase quizá terminal de la era de la explotación que comienza aproximadamente en la Edad de Cobre o Bronce con la aparición de la civilización, la especialización profesional y la sociedad de clases (o castas). Ignoro aquí de momento, por simplicidad, el problema del origen del patriarcado, ya que es más oscuro, seguramente más gradual y casi sin duda con múltiples focos y no sólo uno.

Incluso el origen de la explotación, de la sociedad de clases es un tanto oscuro y probablemente tuvo cierta gradación en su formación. Así vemos como, en Europa, al neolítico igualitario, donde no se aprecia jerarquía alguna (aunque sí puntualmente violencia inter-grupal), se ve parcialmente reemplazado (en zonas de los Balcanes nada más) por una segunda oleada invasora (y violenta), aún neolítica (pre-metales) que establece una estructura jerarquizada de los poblados, con lo que es una especie de palacio fortificado en lo alto, clara señal de caciquismo, elitismo, clasismo…

Dimini
Dímini (reconstrucción, ·> fuente)

Y este proceso lo vemos una y otra vez a medida que avanza la, muy desconocida pero muy importante, prehistoria tardía. Por ejemplo se puede ver muy claramente en Iberia, donde a un neolítico igualitario sucede una Edad de Bronce netamente clasista (vide: Chilhood and death in Neolithic and Bronze Age Iberia). Es curioso observar cómo las culturas que eventualmente se hacen dominantes (indoeuropeos, semitas) no son necesariamente más clasistas pero sí que se manifiestan como más patriarcales (patriarcado extremo greco-romano, decretos misóginos de Sargón de Akkad, etc.), aunque cabe la duda de si este patriarcado extremista es producto de su rol como invasores (mayormente hombres guerreros) en las regiones correspondientes.

Sea como fuere en el detalle, el caso es que la Historia (escrita) amanece como un conjunto de sociedades clasistas y patriarcales, en las que los detalles de las formas de explotación de clase y de género pueden variar algo pero tienden a ser muy similares. Se trata de sociedades agrarias y por lo tanto netamente pre-capitalistas, aunque en algunos momentos pueden tener desarrollos que podemos considerar proto-capitalistas (p.e. la Atenas clásica y democrática, donde el partido oligárquico de base agraria se veía confrontado por los partidos comercial o “burgués”, de base portuaria, y proletario, de base urbana (aunque por supuesto mujeres, inmigrantes y esclavos estaban excluidos). Se trata en todo caso de un proto-capitalismo mercantil como el que vemos en la Edad Media o en la antigua Mesopotamia incluso, no de un capitalismo industrial, que es un desarrollo único reciente pero no absolutamente separado del proto-capitalismo mercantil, que es su raíz sin duda, y del cual es una expresión peculiar y distintiva.

Tenemos así quizá el siguiente proceso de “acumulación” (de formación de jerarquías clasistas y riqueza/poder en manos privadas), con estas fases:

  1. Militar: los guerreros y comandantes adquieren un poder en base a su monopolio creciente de la violencia. En paralelo puede ocurrir un desarrollo de la clase sacerdotal o propagandista, no siempre bien diferenciada.
  2. Agraria: las élites guerreras (y sacerdotales) se apropian de crecientes cantidades de tierra, anteriormente bien distribuida entre la población de manera más o menos equitativa o gestionada comunitariamente. Esta expropiación privada de la tierra es la injusticia primigenia y la base de toda explotación, incluso en el capitalismo.
  3. Mercantil: la clase burguesa aparece rápidamente en el contexto previo de privatización terrateniente, con dos formas distintivas aunque a veces solapadas: el artesano y el comerciante. En el primer caso se trata de gente que usa su habilidad (y probablemente la de otros trabajadores a quienes explota) para sobrevivir con cierta dignidad en un contexto ya económicamente desigual y privatizado en gran medida; en el segundo caso se trata de gente que usa su habilidad para viajar (de nuevo seguramente explotando a otros trabajadores como p.e. marineros), comprando barato y vendiendo caro, lo que en algunos casos genera grandes fortunas y (dependiendo del contexto) posible movilidad social hacia arriba, hacia la clase terrateniente.
  4. Capitalista: la clase burguesa mercantil es por fin capaz de usar esa riqueza acumulada no sólo para medrar en un contexto agrario-terrateniente, sino para convertirse en súper-artesanos industriales, no necesariamente por su capacidad personal, sino por su capacidad de organizar y movilizar a muchos trabajadores y, crucialmente, dar el salto tecnológico de la industrialización o mecanización de la producción.

De nuevo he tenido que obviar el problema del patriarcado/sexismo por simplicidad pero que quede claro que está presente en todos los niveles del desarrollo de la socio-economía explotadora. Analizarlo requeriría al menos un artículo separado, al que este esquema puede servir como base conceptual. Pero en cualquier caso debería quedar claro que los guerreros que se convierten en terratenientes son patriarcas y consolidan ese patriarcado con formas aún más duras si cabe en casi todos los casos.

Hay que decir también que el capitalismo, por su naturaleza mercantil, tiene un aspecto decodificador y tiende (según evidenciaron Deleuze y Guattari en su opus magna ‘El Anti-Edipo’) a destruir, mediante corrupción, los códigos heredados de la fase agraria o territorial, dejándonos sólo con la naturaleza humana desnuda (aunque en medio de la urbe industrial alienante), lo que a mi entender lleva a desarrollos que podemos considerar proto-socialistas o proto-comunistas: desde la democracia formal al feminismo (pasando por muchas otras cosas que son difíciles de juzgar, porque nuestra naturaleza es muy compleja y es fácil de corromper y confundir en la feria mercantil capitalista). Por supuesto el nudo gordiano del capitalismo, la propiedad privada, no puede ser cortado sin cambiar radicalmente de sistema socio-económico, y eso es un límite absoluto de la decodificación que es capaz de tolerar el régimen burgués, pero en otros campos, incluido el del feminismo o cuestionamiento de la tradición patriarcal y machista, el capitalismo puede (y quizá hasta debe) hacer concesiones perfectamente (no sin sufrir contradicciones pero no parecen ser contradicciones fundamentales — y corregidme con argumentos si me equivoco en esto por favor).

En definitiva: hay que entender bien el proceso de acumulación y explotación y no imaginar que el capitalismo es la raíz del problema: no lo es, es probablemente el desarrollo terminal de esa fase histórica socio-evolutiva que es el militarismo terrateniente (o latifundismo militarista si se prefiere). Y es una fase que en algún grado al menos es subversiva, aunque no deje de ser explotadora. No es que el capitalismo sea proto-socialista, sino que el proto-socialismo encuentra huecos y grietas donde manifestarse (como derechos humanos limitados, como libertad de manifestación y huelga, como feminismo, como pseudo-democracia incluso, etc.) pero de forma mermada, lo mismo que el proto-capitalismo encontraba formas de manifestarse en la era terrateniente.

Entiendo que, por la cantidad de contradicciones que genera, tanto de liberación parcial y muy incompleta de la naturaleza humana equitativa, libertaria, científica e igualitaria, como de devastación ecológica, así como de transposición urbana de la explotación y alienación humanas (formación de una única clase proletaria con plena capacidad de tomar las ciudades en las que habita, nodos económicos y políticos, una vez que la consciencia y voluntad de clase se manifiesten), el capitalismo es extremadamente inestable y que de hecho se aproxima muy rápidamente a su final ineludible. Aunque es un final que bien podría arrastrar consigo a la Humanidad entera (así como a muchas otras especies) si no somos capaces de crear algo mejor: ecosocialismo. Pero hay que entender que el capitalismo no es la raíz última de la explotación (tanto humana como ambiental) sino sólo su manifestación última y necesariamente terminal.

No colonizaremos Marte (un desierto mucho peor que el Sáhara y la Antártida juntos), los límites del crecimiento han sido alcanzados y sobrepasados, la disyuntiva de la supervivencia de la Humanidad, necesariamente a través de la superación de la explotación tanto humana como ambiental, es aquí y ahora.

Uncategorized

“LOS NUESTROS”

Economía desde el otro lado

En solidaridad con Juanjo Basterra

Por Nekane Jurado, economista

“En el tiempo real, en la historia, cada vez que un ser se enfrenta con diversas alternativas opta por una y pierde las otras” (jorge Luis Borges)

La Izquierda Abertzale Oficial (IAO), con su giro de estrategia, optó por una vía que cada día es más nítida, y no solamente se alejó de la lucha social y de clase, sino que está a la caza de quienes no claudicamos en el logro de la Independencia y el Socioecofeminismo, no felicitamos a Trump, no sostenemos en el gobierno al partido que creó a los GAL e impuso el relato de Garzón sobre toda disidencia. Tratan de silenciar y apartar todo el que no haya girado con ellos, y lo hacen así para no verse fotografiados en su distanciamiento con los valores revolucionarios que han sustentado la resistencia de este pueblo en las…

Ver la entrada original 1.416 palabras más