capitalismo · ecología

Las 100 personas que están destruyendo la Tierra

Mapa original y más información (inglés): Names and Locations of the Top 100 People Killing the Planet

Mapa de las 100 personas más directamente responsables del 70% de las emisiones de dióxido de carbono que está destruyendo la Tierra y a la Humanidad misma.

Y adivinad quién es el gran culpable en el caso del estado español? No, no es ninguno de esos grandes empresarios que tenéis en mente, es alguien muchísmo más discreto pero sin embargo conocido, y es un vasco…

Es Josu Jon!

Es Josu Jon Imaz, el hombre que dirigió el PNV del pseudo-separatismo “progre” de Ibarretxe a la sumisión más absoluta a España y al Imperio OTAN, el hombre que la defenestrada revista Ardi Beltza describió como el hombre de la “Mafia Judía” (Sionista) en Euskadi.

Por supuesto, poco después la Inquisición Española arrasó con Ardi Beltza y su matriz Egin y Orain. Y después también con Egunkaria, por si acaso. No lo hicieron “contra ETA”, no, lo hicieron porque eran medios de comunicación muy serios, de muchísimo nivel, incorruptibles y que hacían periodismo de investigación que ponía en riesgo la trama del 5% del PNV, entre otros muchos chanchullos.

names-and-locations

Anuncios
capitalismo · ecología · guerra de clases · historia

La crisis: mi síntesis

Me preguntan por la crisis. Respondo de forma tan sintética como puedo.

BastillePara mí estamos en una época de crisis profunda y relativamente lenta de carácter sistémico, comparable quizás a la época final del antiguo régimen francés, cuando todo el peso de las catastróficas finanzas del estado recaían sobre los pobres, mientras que los ricos estaban prácticamente exentos de impuestos. Una década antes de la Revolución Francesa nombraron a Necker, un economista protestante, para que reformara el sistema pero pronto le echaron porque el poder de la aristocracia era inmenso y se negaban a pagar impuestos o perder subvenciones. Eso condujo a la Revolución Francesa y más en general y a medio plazo, revolución tras revolución, a un cambio de paradigma político y socio-económico.

Sin embargo una vez que los burgueses se instalaron en el poder su capacidad revolucionaria o incluso reformista se anuló y entonces ya sólo quedaba el Proletariado y el Campesinado para ello. Entonces tenemos la Revollución Rusa y sus herederas, que es como la francesa pero con burocracia en vez de burguesía como segmento dirigente. Es una revolución que no acaba de ser proletaria del todo, que es desarrollista (y en ese sentido “capitalista”) pero que evidencia los límites del liderazgo burgués, en particular en la periferia del sistema, sin “burguesías nacionales”, amedrenta y despabila a la burguesía y sus aliados social-demócratas, que reforman progresivamente entre los 30 y los 60, produciendo el espejismo del “capitalismo social”.

A finales de los 60 se produce (en los países desarrollados) la crisis de transición del modelo fordista (obrero masa, fábrica disciplinaria, subsunción formal del trabajo en el capital) al modelo toyotista (obrero social, fábrica difusa, subsunción real del trabajo en el capital, que es más alienante pero también antiautoritaria). Occidente reaciona con reformas osadas, demostrando ser más flexible que la URSS, y descartando a sus dictadores y líderes autoritarios (en los estados desarrollados), privatizando a saco, destruyendo en gran medida las conquistas sociales. globalizando y creando una burbuja de crédito para amortiguar el golpe (es lo que solemos llamar “neoliberalismo” o “thatcherismo”).

La URSS no reformada por su naturaleza autoritaria intrínseca al leninismo, reacciona sólo muy tarde y colapsa. China, menos desarrollada, adopta en cambio un modelo neo-fordista híbrido que mucho me temo que tenga sus límites (al tiempo) pero que de momento le sirve para competir por la hegemonía global, en un escenario imperialista (en el sentido leniniano) casi bipolar que recuerda al de Alemania contra Gran Bretaña antes de la Primera Guerra Mundial.

GJParisFuegoMientras tanto Occidente se cuece lentamente en su propia salsa y los proles pagamos los platos rotos, la situación cada día más se parece a la de la Francia prerrevolucionaria pero con agravantes de dimensión sin precedentes: afecta a todo o casi todo Occidente y además se combina con un desafío global sin precedentes (catástrofe ambiental) de carácter global y al que el Capitalismo no puede aportar soluciones por su naturaleza expansionista, depredadora, imperialista, ecocida (lo mismo que explota a l*s human*s, explota al planeta y éste no tiene mecanismos de lucha propios). Esta doble crisis lleva ya tiempo acumulándose, tuvo un primer estallido en 2007-08, que produjo grandes protestas e incluso semi-revoluciones a partir de 2010.

Ahora lo que vemos es un “cierre de filas” autoritario y neoliberal (fascismo de 3ª generación?) pero es estéril puesto que no aborda los problemas de fondo, que son gravísimos y no pueden ser ignorados. Las únicas salidas son la revolución o la extinción. Cuánto tiempo se prolongará la crisis es difícil de vaticinar pero yo como mucho le doy hasta 2035, como mucho.

ecología · estado español · Europa

Réquiem por el Río Tajo

201705081859449934
En un lugar de La Mancha…

El cambio climático acaba de marcarse un tantazo en Españistán: “Abril: aguas mil” pasa a la lista de refranes obsoletos (RAE ponte las pilas!), los peces se mueren por millares en aguas verdosas que parecen de alcantarillado y Murcia declara Def Con Dos, al ver cómo su industria nacional: las verduras de regadío van a tener que conformarse con ser de secano y, por lo tanto, nada verdes, ni colorás tampoco. No hay ya agua para trasvases, no.

Ya estaban los ingleses subiéndose por las paredes hace meses porque no les llegaban verduras de Murcia, que si habían subido mucho de precio, que si era una especulación o incluso un chantaje anti-Brexit… pues es sólo el principio chavales. Lo que no sé es por qué, con lo que llueve en Albión, no cultiváis vuestros propios tomates, la verdad. Que no hace suficiente sol? Pues probad en el Sahara entonces, porque dentro de poco no va a ser muy diferente en el caso de Murcia y gran parte de la Península Ibérica.

El calentamiento global avanza a paso de gigante, por mucho que el Emperador Donald se empeñe en ponerse la venda en los ojos, y ya no afecta sólo a remotos esquimales o campesinos africanos: ha llegado a Europa y ha llegado para quedarse y agravarse. Es sólo el principio.

Junto a las contradicciones clásicas de la lucha de clases y la propia incapacidad del Capitalismo para mantener una economía sana para una sociedad estable, la contradicción ecológica o ambiental, que se nos echa encima cual apocalipsis sin trompetas, es una contradicción “nueva” de carácter extremo y en retroalimentación positiva con las propias de lo económico-social o humano. Marx y otros pensadores clásicos no entendieron este problema porque, al enfocarlo todo desde una perspectiva humanista o socio-económica, y al atribuir al trabajo humano ser la única fuente de “valor”, no eran capaces de comprender que la explotación también se ejerce sobre la Naturaleza (o Medio Ambiente o Madre Tierra) creando una dialéctica propia que bien podría causar la extinción misma de la especie humana (entre otras muchas) si no le ponemos remedio pero ya, y que, en cualquier caso agrava y acelera las contradicciones internas de la Humanidad bajo el Capitalismo, llevando a éste a un callejón sin salida y a la necesidad urgente de una salida revolucionaria, que no puede ser meramente socialista, ni mucho menos desarrollista (explotadora de la Naturaleza), sino plenamente eco-socialista, o como prefiero denominarla yo: eco-comunista (para evitar malentendidos con el social-liberalismo reformista).

A ponerse las pilas, compañeras, porque esto es sólo el principio y va a causar todo tipo de contradicciones y luchas, que casi inevitablemente tienen que derivar en procesos revolucionarios, que hay que asegurar que sean exitosos.