Asia Occidental · guerra · política

Afganistán: la resistencia ha comenzado!

Año 2021 (era convencional), todo Afganistán está ocupado por las fuerzas del Patriarcado más maligno. Todo? No!

En las zonas montañosas al norte de Kabul, en el casi legendario valle del Panshir y ahora también en zonas adyacentes al norte del mismo la gente se ha levantado. No sólo el Panshir nunca llegó a ser ocupado, sino que empiezan a darse casos de pueblos enteros alzándose contra el invasor fascista y expulsándolos a pedradas o a tiros.

Unos 30 terroristas talibanes murieron y otros 50 fueron capturados por fuerzas rebeldes emergidas espontáneamente entre la población de la provincia de Baghlan, al norte del Panshir, todo el área étnicamente tayika en su mayoría. El régimen talibán denunció el ataque en Twitter (donde siguen sin ser censurados) con amenazas de muerte: «Todos aquellos que cometieron este crimen deben morir. Las puertas del diálogo se han cerrado».

Prisioneros talibanes rodeados por guerrilleros antifascistas armados (fuente: Zoya en Twitter)

Sin embargo cabe pensar que la milicia talibán (unos 70.000) se ha sobre-extendido demasiado para sus capacidades y no va a ser capaz de gestionar el país entero, sino que emergerán más y más focos de resistencia, sobre todo teniendo en cuenta que el derrotado ejército afgano tenía unos 300.000 soldados bien entrenados y que muchos de ellos odian a los talibanes (el colapso se debió al parecer mayormente a traiciones reiteradas, alguien estuvo pagando cuantiosos sobornos a demasiados comandantes, imagino que Ankara o Islamabad pero no lo sé con certeza).

Además se ha ido consolidando la noción de que hay una bolsa montañosa en la comarca del Panshir que nunca ha sido ocupada por los talibanes y donde varias personalidades abiertamente anti-talibanes, notablemente Ahmad Massoud (hijo del llamado «León del Panshir», que dirigió guerrilla anti-socialista primero y anti-talibán después) y Amrulá Saleh (antiguo Vicepresidente del país), han asumido la dirigencia de la llamada Segunda Resistencia.

De momento no hay mucho que mostrar en el mapa pero es claro que en circunstancias como las que vive Afganistán, una guerrilla puede formarse incluso sin ayuda exterior alguna y probablemente tener bastante éxito incluso. Hay armas por todas partes, el nuevo régimen no tiene para nada la lealtad de la población. Hay esperanza por lo tanto.

En rojo: área aproximada en rebelión armada contra el régimen islamo-fascista talibán.

Además hay informes de que ha habido resistencia noviolenta, a menudo por parte de mujeres, en Kabul, donde se han manifestado en grandes números con banderas de la república.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s