filosofía

Religiones reveladas: idolatría de tinta

Seamos serios en este tema tan serio:

  1. “Dios” (con mayúscula) sólo puede ser la causa última de la existencia. Esto es una definición axiomática incontrovertible (a no ser que se prefiera no usar esta palabra, claro).
  2. La ciencia humana aún no es capaz de entender plenamente esta causa última pero sí que entiende que lo que dicen las religiones “reveladas” al respecto es mentira: la leyenda de la “creación” es falsa y las leyendas de “resurrección” post-mortem también, así como muchas otras cosas que sus fósiles de tinta (“libros sagrados”) proclaman, quizá “aceptables” para la ignorancia de aquellas épocas pero inaceptables a la luz de la ciencia moderna.
  3. El único “libro sagrado” es la Realidad. Si hubiera un “Dios” creador (necesariamente muy distinto de lo que dicen las religiones al uso), su “obra” sería necesariamente reflejo de su naturaleza y no algo distinto. Naturalmente para las interpretaciones panteístas (Dios = Realidad, conocida o no) no hay distinción alguna entre creador y creación (por eso se suele considerar “ateísmo místico”).
  4. Quien rechaza la verdad del único “libro sagrado” (Realidad) en favor de “escrituras” de la Edad de Hierro es un idólatra y debe ser denunciado como tal.
  5. Toda “religión” es (además de una ideología político-social) una hipótesis científica (en general demostradamente falsa) y está sujeta al escrutinio científico, no hay excusas. Si tus creencias son demostradamente falsas y sigues creyendo en ellas, cómo es que debo considerarte un “ser racional”? Claramente eres una víctima de un lavado de cerebro profundo y debes ser tratada como tal, ayudándote en lo posible a recuperar tu libertad de pensamiento, aunque te de terror, y tu humanidad, pero también inevitablemente criticando y denunciando tus opiniones como lo que son: mentiras y confusiones.

Comentario específico requieren las religiones judaicas (judaísmo antiguo, judaísmo talmúdico, cristianismo, islam y sectas menores derivadas). El judaísmo antiguo, supuestamente fundado por Moisés (Amen-moses, Amenmese?, por qué dicen “amén”?) era una banda militante de fanáticos religiosos que se hizo con el control de Canaan tras el colapso de la Edad de Bronce Final. Su monoteísmo era aún precario o simplemente inexistente (elohim = “los dioses”, no es ningún plural mayestático: es politeísmo canaanita clásico, por mucho que quizá existiera ya en forma embrionaria y regional) y sólo sería reforzado tras el “cautiverio de Babilonia”, que llevó las ideas zoroastrianas a Palestina. El gran salto cualitativo lo hicieron los emperadores romanos tardíos y orientalizantes: Constantino y Teodosio (con tremenda ayuda del aún pagano Diocleciano, fundador de la Edad Media y principal causante del colapso del Imperio Romano), todos ellos celebrados como “grandes” pero en realidad tiranos paleo-fascistas que adoptaron esa religión como partido único del régimen oligárquico tardo-romano (neo-helénista, feudalizante, crecientemente totalitario). El Islam y también el Protestantismo en gran medida son variantes “re-judaizantes” del Cristianismo y, a nivel político, variantes del partido único para proto-fascistas locales descontentos con Roma o Bizancio.

Deben por lo tanto este conjunto de sectas totalitarias (“monoteístas”, dogmáticas, jerárquicas, misóginas) tratarse como lo que son: no sólo idolatría de palabras, de tinta, sino auténticos monstruos totalitarios (y por supuesto ultra-patriarcales) opuestos a la libertad, dignidad y racionalidad humanas. Las religiones de este tipo no pueden ser realmente toleradas, lo mismo que en general no toleramos a los fascistas: son lo mismo en esencia. Como tampoco puedes ir persiguiendo a todo el mundo y no se puede borrar de un plumazo el lavado de cerebro de muchos siglos el compromiso democrático debe ser: se toleran las creencias (no los discursos de odio ni los privilegios) pero se prohibe toda organización religiosa no democrática, esa es la buena: si tu secta no acepta los derechos humanos, tu secta es ilegal.

Esto es “izquierda” y no el besamanos de Moncloa!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s