Europa · Euskal Herria · Genética · Prehistoria

El ADN del Neolítico Inicial británico apunta a la formación de los vascos

 
A falta de datos genéticos autosómicos de la mayoría del estado francés e incluso de Euskal Herria, así como de otras regiones del Occidente Europeo, nos vemos obligados a trabajar con “lo que hay”, en este caso datos del Neolítico Inicial de Gran Bretaña (e Irlanda) así como de algunas zonas de Iberia.
La imagen adjunta (detalle anotado de la figura 2 de este estudio) sugiere que aprox. la mitad de los primeros agricultores de Gran Bretaña tenían una genética que, sin serlo aún se aproximaba ya bastante a la genética vasca moderna, diferiendo tanto de Cerdeña, como de la Iberia Neolítica en la dirección de los vascos modernos (más mezclados con los paleoeuropeos que la población vascónica primaria).
De momento sólo sabemos con seguridad que la población proto-vasca se expandió hacia Iberia entre el Calcolítico (Campaniforme) estando ya consolidada en la Edad de Bronce en toda la península (proto-íberos). Simultáneamente observamos la expansión de una población similar pero quizá algo indoeuropeizada, muy parecida a los celtas (celtizados) modernos de Irlanda y Gran Bretaña hacia las Islas Atlánticas. También observamos cierta expansión con el Campaniforme hacia la Alemania indoeuropeizada, pero más débil y mezclada, mientras que en la Bohemia indoeuropeizada, a donde también llegó el Campaniforme, no vemos cambios genéticos sino continuidad indoeuropea (aunque sí cambios culturales).
Todo esto, a mi entender, confluye hacia la idea de que la cultura o fenómeno Campaniforme supone la expansión de los proto-vascos o vascónicos-2 (atlánticos, mestizos) en el Calcolítico final campaniforme (a partir de c. 2800 aEC en el sur, de c. 2500 en el norte y este). Pero ahora también tenemos más datos que apuntan a dónde podría haberse formado esta población proto-vasca en la época anterior: ya teníamos algún dato de Escandinavia (Gökhem) y evidencia mitocondrial (y del alelo de la tolerancia a la lactosa) que apuntaban a Europa Occidental entre el Alto Ebro y el Sur de Suecia. Esta evidencia británica apunta a lo mismo, ya que los colonizadores neolíticos británicos se originaron en Bretaña, Alta Normandía (grupo megalítico) y la región Norte-PdC de Francia (frontera con Bélgica, grupo danubiano de “henges” o “rondels”, estructuras rituales de tierra y madera).
Si interpreto correctamente estos datos, sería la población de Bretaña-Normandía la más próxima a los vascos modernos (y proto-vascos campaniformes), ya que se aprecia mayor proximidad en el Neolítico Inicial del Mar de Irlanda, que tiene ese origen megalítico, y quizá menor proximidad por parte del grupo “danubiano”. Pero esto lo digo con cautela porque tengo que analizar aún en mayor detalle este interesantísimo estudio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s