Uncategorized

El inicio de la desigualdad

La prehistoria nos ayuda a encontrar respuestas a cuestiones fundamentales como ésta: como surgieron el patriarcado y la sociedad de clases? Porque sin entender las causas, es difícil encontrar remedio a nuestros males.

Aunque ambos sistemas de explotación y desigualdad se consolidaron sobre todo más adelante, ya en la Edad de los Metales, cuando el militarismo grupal se volvió aristocracia proto-feudal, al tiempo que la civilización misma agudizaba la división de tareas y en consecuencia la desigualdad de clase y sexo, un nuevo estudio apunta a que esta militarización del sexo masculino (y en consecuencia desempoderamiento incipiente del femenino) ya ocurría en el Neolítico de Andalucía.

Los autores apuntan a cuatro grandes líneas en las que se puede investigar la desigualdad de hombres y mujeres a lo largo de los sucesivos periodos históricos: su acceso a los ritos funerarios, las condiciones materiales de su existencia, la aparición de roles sociales específicos para cada uno de los géneros y la creciente asociación del hombre con la violencia.

Es precisamente este último aspecto el que más evidente resulta en su estudio. Las heridas de flecha en cuerpos masculinos, el depósito de proyectiles en sus tumbas o las representaciones pictóricas (arte rupestre) de hombres en labores de caza o de guerra no tienen un paralelo equivalente en las mujeres.

cazaValencia
escena de caza del Neolítico ibérico
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s