Euskal Herria · fascismo · guerra de clases

He visto las calles ardiendo otra vez…

Y reconozco que no me extraña nada. Sobre todo después de lo que están haciendo contra la noviolencia catalana y sobre todo tras casi

barricadaBilbo
Una de las barricadas ayer en Bilbo

una década de desmovilización acelerada por parte de Sortu, que ya ni es izquierda ni es abertzale, sino la Euskadiko Ezkerra del siglo XXI.

Pero lo que sí que me “extraña” es que con varios detenidos, con barricadas cortando calles céntricas de Bilbao y humareda que se veía a kilómetros, Gara/Naiz no diga una sola palabra. Por supuesto la prensa burguesa se dedica a intoxicar con esto, la prensa falsiprogre madrileña o lo ignora (El Diario) o toma partido por las fuerzas de represión (Público), pero si quieres ver fotos y datos tienes que ir a la Red informal o a medios de contrainformación con pedigrí como La Haine: https://eh.lahaine.org/la-policia-autonoma-espanola-apalea

d4cmf46waaa0x0m
Protesta anti-nazi en Euskalduna Aretoa antes de que la policía cargara

La imagen de la gigantesca barricada de fuego, que en buena lógica periodística debiera de ser portada, ha desaparecido de todos los medios, incluso de la ETB donde estos ojos la vieron ayer mismo.

Por qué? Creo que es porque tienen miedo. Cuando el califa mequetrefe de Amurrio dice que hay que dar armas a la ciudadanía, no es consciente de lo que realmente está diciendo: está diciendo que esto de ayer hubiera escalado con facilidad a un tiroteo con muertos, muchos de ellos de su bando. Está diciendo: quiero que me maten, porque no es al parecer consciente del odio mortal que tenemos a gentuza como él y todo lo que representan. Está diciendo que los conflictos laborales se resolverán con tiroteos, en definitiva está apelando a la revolución… sin saberlo. Es quizá la única cosa en la que podría estar de acuerdo con el fascista: armas para el pueblo? Sí por supuesto, hay 80 años (y mucho más) que saldar. ellos (en masculino intencional por su machismo recalcitrante) mientras tanto se escudan en la policía, que hoy por hoy es la única banda armada operativa, una banda que trabaja para ellos contra nosotr*s, contra el pueblo.

L*s otr*s que tienen miedo, son Sortu: se están pelando cual cebolla asada, capa tras capa cada día tienen más escisiones, a menudo provocadas por su propio sectarismo y compromiso (otrora impensable) con el régimen burgués español. Ningún partido que desaloja gaztetxes o viviendas liberadas es “de izquierda”, eso es lo que hace la derecha burguesa. Y es derecha burguesa quien se reune con la patronal, quien desactiva la lucha sindical, quien acepta que el movimiento contra la dispersión de los presos (ya no por la amnistía siquiera) esté liderado por Joseba Azkarraga, la mismísima persona que concibió la dispersión.

Estas escisiones están poco articuladas aún, excepto el sector juvenil, donde las cosas están mucho más claras: Ikasle Abertzaleak y Gazte Koordinadora Sozialista son ya referenciales, l*s primer*s con una larguísima trayectoria, l*s segund*s absolutamente nuev*s pero muy activ*s.

apaleamientoNaziUvieu
Policía y nazis apalean a un profesor en Universidad de Ovideo

Y por supuesto, tiene miedo la Patronal, el partido único en la sombra. Los comentarios en los medios de la burguesía son todos de miedo y odio frente al antifascismo. Les gustaría quizá que fueran los camisas pardas nazis quienes apalearan a la gente, como de hecho ocurre en otros lugares, pero les asusta que haya gente que les plante cara, más aún con movimientos de masas como los gillets jaunes o el movimiento de liberación nacional catalán tan activos y tan cerca en lo geográfico.

Vivimos tiempos difíciles. Nunca fueron fáciles pero ahora la crisis del sistema es tan profunda que sólo hay una resolución posible en el medio plazo: ecosocialismo o eco-comunismo. El Capitalismo está definitivamente agotado pero se niega a morir y, mientras tanto, en el lado de la clase trabajadora, del pueblo, del 90%, estamos sin saber qué hacer exactamente. Much*s intentan apoyar a reformismos imposibles (la reforma progresista es imposible ya, el Capital no quiere compartir y no lo hará, l*s líderes de este campo reformista tampoco quieren forzar la situación para obligarle a que lo haga porque son cobardes y les falta un análisis realista de la situación, en el fondo son conservadores que sueñan con volver a los años 60, una realidad provisional hace tiempo desaparecida, entre otras razones porque las colonias se independizaron), otr*s hablan de “abstención activa” pero sin un programa de acción claro. Yo me reivindico, a falta de una organización más específica en mi planteamiento “autónomo”: el partido proletario es el pueblo, es el movimiento popular, cualquier “partido” sólo puede ser una extensión parcial de éste y estar, con criterio, a su servicio.

Lo que se ha visto no puede ser des-visto, lo que se ha dicho no puede ser des-dicho, lo que se ha cantado no puede ser des-cantado, no sé lo que pensará Fermín ahora pero yo me quedo con su versión de los años 80: A la calle!

 

estado francés · Europa · guerra de clases

Manifiesto de Saint-Nazaire (en castellano)

Original en francés: https://www.revolutionpermanente.fr/Gilets-jaunes-l-Appel-de-l-Assemblee-des-Assemblees-de-Saint-Nazaire (traducción mía a partir de un esbozo de Google translator).

Nosotros los chalecos amarillos, constituidos en asambleas locales, reunidos en Saint-Nazaire, el 5, 6 y 7 de abril de 2019, nos dirigimos al pueblo en su conjunto. Tras la primera asamblea de Commercy, unas 200 delegaciones presentes continúan su lucha contra el extremismo liberal, por la libertad, la igualdad y la fraternidad.

A pesar de la escalada represiva del gobierno, la acumulación de leyes que agravan todas las condiciones de vida, que destruyen los derechos y libertades, la movilización está enraizándose para cambiar el sistema encarnado por Macron. Como única respuesta al movimiento encarnado por los chalecos amarillos y otros movimientos de lucha, el gobierno entra en pánico y opone una deriva autoritaria. Tras cinco meses por toda Francia, en las rotondas, los aparcamientos, las plazas, los peajes, en las manifestaciones y en el seno de nuestras asambleas, continuamos debatiendo y batiéndonos, contra todas las formas de desigualdad y de injusticia y por la solidaridad y la dignidad.

Revindicamos el aumento general de los salarios, de las pensiones y de los mínimos sociales, así como unos servicios públicos para todos y todas. Nuestras luchas solidarias se dirigen especialmente a los nueve millones de personas que viven por debajo del umbral de pobreza. Conscientes de la urgencia ambiental, decimos: fin del mundo, fin de mes, misma lógica, misma lucha.

Ante la farsa de los grandes debates, ante un gobierno no representativo al servicio de una minoría privilegiada, estamos estableciendo las nuevas formas de democracia directa.

Concretamente, reconocemos que la asamblea de las asambleas puede recibir propuestas de las asambleas locales, y dar orientaciones como lo hizo la primera asamblea de las asambleas de Commercy. Estas orientaciones se envían sistemáticamente a los grupos locales. La Asamblea de asambleas reafirma su independencia respecto a los partidos políticos, las organizaciones sindicales y no reconoce a ningún líder autoproclamado.

Durante tres días, en asamblea plenaria y por grupos temáticos, todos hemos debatido y elaborado propuestas para nuestras revindicaciones, acciones, medios de comunicación y coordinación. Nos inscribimos en la persistencia y decidimos organizar una futura Asamblea de asambleas en junio.

A fin de fortalecer el equilibrio de fuerzas, para poner a los ciudadanos en orden de batalla contra este sistema, la Asamblea de asambleas convoca a acciones cuyo calendario se difundirá pronto mediante una plataforma digital.

La Asamblea de asambleas llama a expandir y reforzar las asambleas de ciudadanos soberanos y de información. Convocamos al colectivo de los chalecos amarillos a difundir esta convocatoria y las conclusiones del trabajo de nuestra asamblea. Los resultados del trabajo realizado en plenaria alimentarán las acciones y reflexiones de las asambleas.

Hacemos varios llamamientos: a los europeos, a las asambleas ciudadanas populares locales, contra la represión y por la cancelación de las sentencias de los presos y convictos del movimiento. Nos parece necesario tomar un periodo de tres semanas para movilizar a todos los chalecos amarillos y convencer a los que aún no lo son. Llamamos a una semana de acción amarilla a partir del 1 de mayo.

Invitamos a todos las personas que quieran poner fin al acaparamiento de lo vivo a asumir una conflictividad con el sistema actual, a crear unidos, por todos los medios necesarios, un nuevo movimiento social, ecológico, popular. La multiplicación de las luchas actuales nos llama a buscar la unidad de acción.

Llamamos a todos los niveles del territorio para luchar colectivamente para lograr la satisfacción de nuestras revindicaciones sociales, fiscales, ecológicas y democráticas. Conscientes de que tenemos que luchar contra un sistema global, consideramos que será necesario salir del capitalismo. Así que construiremos colectivamente el famoso “todos juntos” que estamos cantando y haciendo en todo lo posible. Estamos construyendo todos juntos en todos los niveles del territorio. No nos mires, únete a nosotros. El poder del pueblo, por el pueblo, para el pueblo.

estado francés · guerra de clases

Manifiesto de Saint-Nazaire

Aún no he podido traducirlo del francés, entre otras razones porque mi francés es rudimentario y también porque me puede la urgencia de compartir este documente que transpira trascendencia histórica porque es manifestación de un proceso autoconstituyente popular de base. Está pasando, está ocurriendo ahora y es aquí al ladito. A qué esperamos a sumarnos?

Texto integral en francés (fuente: https://www.revolutionpermanente.fr/Gilets-jaunes-l-Appel-de-l-Assemblee-des-Assemblees-de-Saint-Nazaire):

Nous Gilets jaunes, constitués en assemblées locales, réunis à Saint-Nazaire, les 5, 6 et 7 avril 2019, nous adressons au peuple dans son ensemble. À la suite de la première assemblée de Commercy, environ 200 délégations présentes poursuivent leur combat contre l’extrémisme libéral, pour la liberté, l’égalité et la fraternité.

Malgré l’escalade répressive du gouvernement, l’accumulation de lois qui aggravent pour tous les conditions de vie, qui détruisent les droits et libertés, la mobilisation s’enracine pour changer le système incarné par Macron. Pour seule réponse au mouvement incarné par les Gilets jaunes et autres mouvements de lutte, le gouvernement panique et oppose une dérive autoritaire. Depuis cinq mois partout en France, sur les ronds-points, les parkings, les places, les péages, dans les manifestations et au sein de nos assemblées, nous continuons à débattre et à nous battre, contre toutes les formes d’inégalité et d’injustice et pour la solidarité et la dignité.

Nous revendiquons l’augmentation générale des salaires, des retraites et des minima sociaux, ainsi que des services publics pour tous et toutes. Nos solidarités en lutte vont tout particulièrement aux neuf millions de personnes qui vivent sous le seuil de pauvreté. Conscients de l’urgence environnementale, nous affirmons, fin du monde, fin du mois, même logique, même combat.

Face à la mascarade des grands débats, face à un gouvernement non représentatif au service d’une minorité privilégiée, nous mettons en place les nouvelles formes d’une démocratie directe.

Concrètement, nous reconnaissons que l’assemblée des assemblées peut recevoir des propositions des assemblées locales, et émettre des orientations comme l’a fait la première assemblée des assemblées de Commercy. Ces orientations sont ensuite systématiquement soumises aux groupes locaux. L’Assemblée des assemblées réaffirme son indépendance vis-à-vis des partis politiques, des organisations syndicales et ne reconnaît aucun leader autoproclamé.

Pendant trois jours, en assemblée plénière et par groupes thématiques, nous avons tous débattu et élaboré des propositions pour nos revendications, actions, moyens de communication et de coordination. Nous nous inscrivons dans la durée et décidons d’organiser une prochaine Assemblée des assemblées en juin.

Afin de renforcer le rapport de forces, de mettre les citoyens en ordre de bataille contre ce système, l’Assemblée des assemblées appelle à des actions dont le calendrier sera prochainement diffusé par le biais d’une plateforme numérique.

L’Assemblée des assemblées appelle à élargir et renforcer les assemblées citoyennes souveraines et de nouvelles. Nous appelons l’ensemble des Gilets jaunes à diffuser cet appel et les conclusions des travaux de notre assemblée. Les résultats des travaux réalisés en plénière vont alimenter les actions et les réflexions des assemblées.

Nous lançons plusieurs appels, sur les européennes, les assemblées citoyennes populaires locales, contre la répression et pour l’annulation des peines des prisonniers et condamnés du mouvement. Il nous semble nécessaire de prendre un temps de trois semaines pour mobiliser l’ensemble des Gilets jaunes et convaincre celles et ceux qui ne le sont pas encore. Nous appelons à une semaine jaune d’action à partir du 1er mai.

Nous invitons toutes les personnes voulant mettre fin à l’accaparement du vivant à assumer une conflictualité avec le système actuel, pour créer ensemble, par tous les moyens nécessaires, un nouveau mouvement social, écologique, populaire. La multiplication des luttes actuelles nous appelle à rechercher l’unité d’action.

Nous appelons à tous les échelons du territoire à combattre collectivement pour obtenir la satisfaction de nos revendications sociales, fiscales, écologiques et démocratiques. Conscients que nos avons à combattre un système global, nous considérons qu’il faudra sortir du capitalisme. Ainsi nous construirons collectivement le fameux « tous ensemble » que nous scandons et qui rend tout possible. Nous construisons tous ensemble à tous les niveaux du territoire. Ne nous regardez pas, rejoignez-nous. Le pouvoir du peuple, par le peuple, pour le peuple.