guerra de clases

2019 será peor que 2018

Pero es probable que sea menos malo que 2020 y 2021… quien no se consuela es porque no quiere.

Sí os deseo lo mejor pero en general sé que irá a peor, a mucho peor. Si bien los gillets jaunes nos dan un atisbo de esperanza, las causas para la desesperanza son mucho mayores, muy en particular la arrogancia criminal de Israel, Turquía y Saudia y el nazismo desatado de Bolsonaro en Brasil. Son años de plomo unidireccionales, llueve plomo desde las alturas y no tenemos paraguas alguno.

Y no tenemos paraguas porque no tenemos apenas organización de clase. Lo más parecido a ésto serían los CDR catalanes quizá pero eso sólo existe en Catalunya, fuera no tenemos nada de tejido socio-político popular de base. Uno tiene que irse a Kurdistán o las tierras zapatistas liberadas para encontra algo parecido. Sí, hay gaztetxes, algún sindicato que igual no está mal del todo, algo de contrainformación, poco más. Todo ello bastante minoritario, la penúltima trinchera de una clase obrera atomizada por el extremismo capitalista que reina feroz, sin el menor complejo, mostrándose cada día más cruel y violento, sin máscara ya casi.

Este año por ejemplo habrá elecciones y serán unas elecciones patéticas porque la izquierda realmente existente está tan a la derecha que much*s no les vamos a poder votar ya ni con pinza. Y la alternativa aún no se ha conformado. Arrasarán la abstención y el voto protesta, PACMA conseguirá escaños por falta de otras opciones.

Es posible que los gillets jaunes se apaguen o resurjan pero es casi imposible que consigan sus objetivos de derrotar a Macron y a la V República. Lo que sí que han conseguido ya es quitarle la careta: el estado europeo por antonomasia, Francia, es un régimen de terrorismo policial apenas maquillado de democracia ritual, que no real. Lo mismo es cierto por partida triple en España por supuesto.

Pero las crisis no se apagarán. Si se extinguen en un sitio, surgirán en otros tres. De nuevo no ganaremos (aún) porque nos falta tejido revolucionario del tipo CDR (comités revolucionarios de barrio y pueblo, contrapoderes no partidistas, sí democráticos y de clase).

Mientras tanto la burguesía seguirá apretando las tuercas, porque al parecer ese es todo su plan: “saquea mientras puedas”. En pocos años eso causará la quiebra radical del sistema imperial occidental (OTAN-plus), empezando quizá por una Unión Europea que claramente no puede apagar ya los propios fuegos que ha iniciado en su interior a base de austericidio democida. No sé si será en 2025 ó 2030 pero lo que está claro para mí es que esto simplemente no va a ninguna parte más que a la crisis más extrema y por lo tanto inevitablemente a algún tipo de revolución.

Si hay suerte lo veremos pero de momento hay que prepararse para lo peor: los jinetes del apocalipsis Trump, Erdogan, Macron y Bolsonaro cabalgan, seguidos de hordas de perros del infierno. Cuidaos mucho este 2019, será un año peligroso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s